ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LJO

no todas las prostitutas están obligadas a hacer de todo, porque volvemos al punto: todo depende de las condiciones laborales en las que realizan el trabajo. Hay prostitutas con clientes regulares, hay prostitutas sin proxenetas, hay prostitutas con guardaespaldas, hay prostitutas sin tarifa legitimadas por el vínculo matrimonial. Y hay clientes que solo quieren meterla, por lo cual no necesitan que les finjan un orgasmo. Si todos los hombres necesitaran escuchar gemidos y ver la cara de satisfacción de las mujeres que se están cogiendo, no existirían las violaciones. Y cuando digo esto, no estoy negando que no haya otras mujeres que la pasan como el culo ejerciendo la prostitución. El problema es que para negar la prostitución como una posibilidad de trabajo se idealizan otras formas de trabajo y las relaciones sexuales. Y la vida es más compleja que eso. Ni unas la pasan tan mal, ni las otras la pasan tan bien. ¿Que a las prostitutas las desechan en la vejez? También le pasa a las modelos, las actrices, las deportistas y a casi toda mujer que busca trabajo después de los 45 años.

Luego ¿Cómo podés prohibir todas las formas de prostitución y dejar que otras formas de trabajo sexual subsistan? ¿En qué difiere el trabajo de la actriz porno al de la prostituta? ¿Pensás que todas están en capacidad de elegir sus parejas y el tipo de sexo que quieren hacer? Pero hay otras que sí lo hacen, que dirigen sus propias películas, fijan sus tarifas y tienen sus propias líneas de productos sexuales. Entonces, si nos ponemos estrictos con eso de que ninguna mujer elige libremente vivir de su cuerpo, que toda situación en la que un hombre goce sexualmente previa paga a una mujer es explotación patriarcal y cosificación de la mujer, adiós al striptease, las líneas sexuales, las películas pornos, los shows de sexo en vivo, los acompañantes sexuales para discapacitados, el arte con algún tipo de juego sexual entre el realizador y el espectador, etcétera. Nos volveremos unos pacatos tremendos.

Ahora, otra cosa es discutir si realmente están las condiciones dadas para que ninguna mujer se vea forzada a ejercer la prostitución y a la actividad sólo accedan las mujeres que de manera autónoma consideran que ahí está su vocación. La respuesta sería No, ni de coña. Pero que hay gente muy sexual para la que el coger puede ser una vocación, incluso cuando alguien no les calienta, pues sí la hay y no significa que quieran trabajar de eso toda la vida.