LA LECTORA CATU DICE:

Las redes sociales me saben a opio, pero entré a ver tus fotos en Grecia, sin nada de afectación u ostentación, y conecté con algo de lo que era mi vida allá por marzo de 2020; como que me entró aire de golpe y necesité devorarme todas esas fotos vitales muy rápido, como un peixe que estaba boqueando por falta de alegría.