ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE INSPECTEUR CLOSEAU

Tengo un día complicado, de esos en donde las cosas que duelen, duelen un poco más de lo normal. Y hace rato que ando dando vueltas sobre el teclado, sin decidirme a escribir algo sobre lo que me irrita de el hijo de Vergolini, por que en realidad, lo que me irrita desde hace (mucho) tiempo es el cómo gente como su padre se transforman en una aspiradora de recursos laborales, afectivos y mentales durante… décadas.

Alguien cuyo mérito fué monetizar cierto estilo “irreverente y transgresor”, nada más. Y nada menos, por qué de eso se trata, la puta caja, el vil metal

Money, it’s a crime
Share it fairly but don’t take a slice of my pie
Money, so they say
Is the root of all evil today
But if you ask for a raise it’s no surprise that they’re
Giving none away, away, away

El irreverente y transgresor resultó ser un meritócrata en permanente celo desde su más tierna edad, y claro que sí, el marco educativo familiar se prolonga si le ponés una radio a su disposición a tu hijo. Un ganso hábil y autoconciente el padre, un ganso autocomplaciente sin habilidad (y con una responsabilidad dudosa) el hijo.
En un año de mierda, con todo trastocado a raíz de la pandemia horrible y las respuestas más horribles de todos los grupos de poder real a nivel mundial, dejando en carne viva a Dios padre y Maria Santisíma sin ningún pudor, un pelotudín alegre aparece dibujando en el aire cualquier pirueta para, valga la redundancia, desdibujar lo que duele ver partir a gente que hizo del mundo un lugar un poquito mejor, como en el caso de EVH, o Gabo Ferro o Rosario Bléfari.
Mamá psicóloga, ¿lo habrá agarrado al nene cuando llegó a casa y le habrá dicho, “hijo, esta bién que seas medio cagón, pero mandar fruta al aire con tu miedo a la muerte no garpa”?

No, no creo. Mamá psicóloga estuvo muy cómoda criando a los hijos del ganso proveedor de buena tarasca todos estos años. Su único logro creo fue que el ganso dejara de contar al aire las intimidades con su(s) mujer(es).

Money, get away
Get a good job with good pay and you’re okay