ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE PABLO

No puede pensarse la relación padres e hijos adoptivos como la que se establece con los de sangre.

Por ejemplo, estoy casi seguro que si Rial hubiese tenido hijas de sangre, a estas les hubiese sido más fácil seguir un camino universitario o terciario que a sus hijas adoptivas, que llevan el estigma de ser negras y probablemente sufran incomodidad o descriminación en el ámbito universitario, sobre todo en algunas carreras y universidades en particular.

Además, Rial no adoptó a niñas que se podrían parecer a él para disimular la adopción, ni las usó para mostrarse como un tipo bondadoso que adopta sin importar el medio social ni el color de piel de sus hijas adoptivas, como hacen los hdp.

AL RESPECTO CUALCA DICE:

Que no se pueda juzgar a Rial por la conducta de su hija lo decís vos Cañete, yo digo que no me atrevería a abrir juicio sin conocimiento previo de nada a cualquiera que haya adoptado y le haya crecido un mostro. De hecho la paternidad/maternidad está bastante sobrevalorada, podríamos ponernos a pensar por ejemplo en las expectativas de nuestros propios padres y como habrán evaluado los resultados finales quizás muchos prefirieron callarse y llevarse la desilusión consigo. En mi caso estoy aprendiendo a callarme. Me equivoqué? Probablemente, como casi todos pero le puse ganas, amor, esfuerzo y sin embargo a veces no alcanza, somos sólo seres humanos, se resignan muchas veces los padres y también los hijos, personalmente no creo que valga la pena.

Siento mucho no ayudar en el prostibulario mediático, debería ser más bocona y divertida, una pena.