ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE BATATA FRANCISCA

Con esta chica y el guitarrista de Rodrigo de la Serna compartimos edificio en Constitución cuando fue el caso Nisman. Muy buena vecina. Hay que tener en cuenta que en la mitad de los departamentos había prostitutas, drogadictos, transas, estafadores, piratas del asfalto y violadores. Ella y el violero del Yotivenco eran los más sanitos y buena gente.