Y DE PASO, EL RETRATO DE MARIA RIOT SEGUIDO POR NUESTRA CAÑECHAT