Los medios occidentales (los Argentinos incluidos) han ignorado un evento que tuvo lugar esta semana que termina que es que Rusia hizo firmar un acuerdo de paz a Armenia y Azerbaijan tras semanas de conflicto. Este es un enfrentamiento que, al dia de la fecha, ha costado más de 1200 muertes entre civiles y militares con la mayoria muertos del lado Armenio.

El conflicto comenzó hace seis semanas en un territorio internacionalmente reconocido como de Azerbaijan pero poblado por Armenios desde hace, por lo menos, un siglo. Desde 1994, Armenia quedó en control de estos territorios pero tras veinte años Azerbaijan decidió recuperarlos declarando la guerra a los Armenios. El lugar de Rusia en todo esto es complicado ya que ha venido vendiendo armas a ambos bandos. De hecho, tiene una base militar en Armenia pero no puede tomar partido porque le vende mas armas a Azerbaijan que a Armenia y muchos gasoductos y viaductos de empresas rusas tiene que pasar por el subsuelo de ese país. De acuerdo al arreglo arribado, Rusia va a enviar misiones de paz mientras los territorios en conflicto vuelven a Azerbaijan. A cambio, Armenia se queda con parte del territorio y la gente que ha sido desplazada por el conflicto podrá volver a sus lugares originales. Como puede verse, las condiciones de la firma son virtualmente una capitulación.

Desde el punto de vista de los Armenios, este acuerdo ha sido visto como una humillante derrota. Ademas, esto deja a un Azerbaijan envalentonado y cercano a Rusia lo que, logicamente, debe preocupar a Armenia. La reaccion popular en este país, sin embargo, no se dejó esperar al punto que la oficina del Primer Ministro fue saqueada sin que la policia se animara a hacer nada.

La pregunta que cabe hacerse es por qué el líder Armenio firmó este acuerdo? La razón está en el frente de batalla y mas especificamente de las Fuerzas Armadas quienes reconocieron rapidamente que no tenian la capacidad de fuego como para poder contrarrestar a las fuerzas de Azerbaijan. Ademas, está la cuestion religiosa ya que Armenia es cristiana y Azerbaijan mayormente musulman. De hecho este conflicto no empieza y termina en Azerbaijan o Armenia ya que tiene serias ramificaciones en todo el medio oriente. Por ejemplo, en Aleppo hay una comunidad Armenia enorme que durante la crisis de Siria no se opuso a Assad. Cuando se desató el conflicto, el modo en el que fue referido por los medios de comunicaciones arabes fue exactamente como un conflicto religioso.

Si haemos memoria, el último gran conflicto entre estos dos paises fue en 1994 pero las repercusiones, como se ve, todavia se pueden sentir. Estas tensiones remiten a diferencias culturales muy arraigadas en la historia de los Balcanes. En terminos regionales, esto es un exito para Turquia que viene apoyando las reivindicaciones de Azerbaijan más allá de los reclamos Armenios. Vemos como en la zona el poder de Rusia y Turquía es definitivo con unos Estados Unidos que no se animan a intervenir. J A T