ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LJO

Creo que hay algo muy profundo en la industria del azúcar que a los grandes productores los hermana en métodos con los barones de las drogas, más allá del hecho de que el azúcar sea tan perjudicial como una droga dura, pero tenga mejor lobby en las altas esferas políticas, de ahí que cualquier instancia en regularla decaiga rápidamente, como el intento del etiquetado frontal en Argentina, que se cayó gracias a las presiones de los ingenios, entre otros actores.

Bien, a lo que voy es que de la industria del azúcar cubana salieron los miembros del exilio más radicales en USA. Gente que vería dichosa que a la isla le pusieran una bomba si con eso se mueren los Castro.

La industria del azúcar en Colombia, en la región del Valle del Cauca, fue la creadora de los primeros grupos paramilitares, por allá a inicios del siglo XX. Gracias a la acción de estos grupos se hicieron de tierras fértiles gratis, que les permitió dejar de ser pequeños negocios y convertirse en exportadores. Hoy en día son riquísimos y no sólo apoyan el paramilitarismo, sino que han provisto a la clase política de algunos de sus más perversos miembros, como la senadora María Fernanda Cabal. En el Valle nadie se mete con los ingenios, a pesar que todos saben que tienen en régimen de semiesclavitud a sus corteroos y causan grandes desastres ambientales con la quema de cañaduzales.

Si, hay algo muy podrido en la industria azucarera.