ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘LA PREFERIDA’ HARINA DE MAIZ

En el capítulo se plantea naturalmente la idea del “hijo preferido”, y del hijo no querido, algo muy tipico de los 50 a aca, quizás hoy se cuidan más las formas. Thatcher lo plantea abiertamente, como algo obvo, y que no es motivo de reproche u ocultamiento. Podemos ver como maltrata a la gemela no preferida y al marido.

El hijo preferido dicen algunos psicolofos es una técnica abusiva típica de padres narcisistas.

Me parece interesante el tema que plantea Esequiel Campa, en uno de sus últimos podcasts de Ezequiel está en la hierba (https://youtu.be/FCnwXcJ79X8?t=1624), sobre este mito de que los padres necesariamente quieren a sus hijos. Te lo podés bancar o no, pero el pibe plantea que la mayoría de los que escribieron, le dicen de haber podido elegir no habría tenido hijos, entra en el tema de padres que no quieren a sus hijos, pese a que el sentido común podría hacernos creer otra cosa.

Se describe al padre preferencial como a un padre que ama a un hijo, el “niño de oro”, pero no ama al otro (u otros), “chivo expiatorio”.

Dice que esta difícil dinámica entre padres e hijos es más típica de las familias en las que uno o ambos padres son narcisistas, pero no es exclusiva de los narcisistas únicamente.

Un padre preferencial triangulará a sus hijos en una competencia por su afecto, fomentando el conflicto continuo, la envidia y los celos. (quien ha sido hijo preferido, o no preferido reconocerá esta clase de actitud abusiva automáticamente).

A menudo, la elección de a qué hermano el padre le otorga su amor es completamente arbitraria. También puede cambiar con el tiempo: el hermano que fue el “niño favorecido” en la infancia se convierte en un “chivo expiatorio” en la edad adulta, y viceversa.

El padre preferencial parece ser capaz de amar (al menos a ellos les gustaría pensar que sí) pero no pueden amar a sus hijos por igual. En otras palabras, no pueden amar a uno sin abusar del otro.

Y aunque es normal alguna diferencia en el nivel de amor y conexión, la dicotomía de adoración total por uno y rechazo por el otro equivale a un padre que no puede amar de verdad a ninguno de sus hijos.

Los niños no son personas reales para ellos. Son proyecciones extremas de las mejores y peores cualidades de los padres. Por esa razón, un padre preferencial obtiene un lugar en la lista de padres que no aman a sus hijos.

Notal al pie: La descripción del padre preferencial esta sacada del blog https://toxicties.com/parents-dont-love-their-children/, porque es muy precisa y explicativa.

Ps. Disculpas por la duplicación de post. Fue un error de ventana al apretar el maldito botón submit