ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE PABLO

No es tan grosero como para ser una sátira ni tampoco esta tan pulido como para ser una producción seria.

Es como divertirte con una tía borracha bailando a las 5 am en un casamiento, hasta que llega el marido y revela que dicha tía sufre de un severo alcoholismo producido por una severa crisis existencial y ahí descubrís de que en realidad nada era tan divertido como creías.

Martín Cirio me produjo esa misma sensación. Es como que uno siempre lo percibió como un avivado que a falta de talento o belleza, se ponía en un lugar de bufón para así hacer guita fácil en el medio del espectáculo. Pero al verlo cantar de esa manera, bailar de esa manera, te das cuenta que el pibe nunca fue consciente de su rol como bufón y eso es muy triste.

Que se yo. Es como enterarte que la Boluda Total de Fabio Alberti es en realidad una mujer de carne y hueso. No se si me explico.