Por varias razones, las fotos de la Piter Robledo con su madre tocan un nervio ya que en todas ellas, su progenitora es mostrada de manera visceral lo que contrasta, sin excepciones, con las fotos en las que Piter Robledo intenta colocarse como paladín del éxito a través de un estilo de vida del que el ex funcionario Macrista suele vanagloriarse en Instagram. En ese sentido, Robledo juega a dos puntas y visualmente, presenta una foto como esta precisamente porque, en términos de Roland Barthes, apela a cierto elemento del trauma que todos compartimos que tiene que ver con la muerte de nuestros padres en el contexto de industrialización de la muerte que estamos atravesando. Podría decirse que el punctum de la imágen radica en la contradicción proyectada entre la familiaridad amorosa del abrazo y la bolsa de morgue con la que la madre se ha vestido. Dicho de otro modo, los gestos indican algo que la apariencia amenaza con destrozar. Ese elemento paradójico se ve espejando en la construcción reciente de su propia identidad por parte de Robledo en tanto ‘hombre de mundo casado en Paris sin su familia’ y ‘el hijo prodigo que no se aguanta por abrazarla’.

En mi caso particular, es muy dificil hablar de esta imágen porque no sé ni puedo imaginarme lo que pudo haber sido mi experiencia en medio de la pandemia si mi madre hubiera estado viva.  Al día de hoy, no tengo categorÍas mentales para procesar esa información y de alguna manera lo exaltada de la situación retratada por Robledo tiene que ver con esos sentimientos. De hecho, este muchacho viene proyectando una imagen de exaltación melodramática a través de la escenificación artificial de los vínculos de su vida en un intento desesperado por mantenerse vigente. En ese sentido, sus modos de circulación pública son bastante parecidos a los de Darío Loperfido en el modo en el que intentan hacer colapsar sus vidas privadas y publicas a falta de un programa de acción ideológico o teórico.  Mi único problema con esta foto  es el uso publico explotativo que hace de la imagen de su madre embolsada. Mostrarla así sólo se justifica si se pretende comunicar que ‘se cuidan’ y ‘se quieren tanto que no pueden soportar estar separados’. Sin embargo, Robledo no dudó en dejarla sola para recién llegar a visitarla, una vez que acomodó los aspectos más inmediatos de su vidas. En la vida de este Talentoso Mr Ripley sin limites la única prioridad es solipsista.  … J A T