Yo creo que si el síntoma de COVID fuera invitado a una reunión se vestiría así. Una pregunta que creo que vale la pena hacerse es cómo alguien llega a elegir ese color de saco y teniéndolo, combinarlo con esos jeans y ponerse zapatos de traje. El corte de pelo y el sudor grasiento de la piel le dan a todo este combo una patina de espanto que hace más llevadera mi cuarentena.

 

Imagino que este vino a entregar las pizzas y que es parte de ese cupo reservado para minorías y personas con discapacidades.

 

Esta chica no se había hecho el cinturón gástrico? Se lo sacó?

 

Yo creo que como actriz ya está para Hamlet… la Ophelia perfecta.

 

Parece que el ultimo pinchazo de botox la pifió de lugar y se le corrio4 la mejilla.

 

Una estrella que siempre sabe qué decir y qué ponerse. La Kardashian argenta.

 

Como destruirse el look en dos minutos. 2.0

 

Esta Calabró ya parece una conflación entre un emoji y su mamá.