Al momento que reseñé esa foto bizarra en la que dos abogados (uno con un mal gusto estridente y otro con pinta de sepulturero) flanqueaban a Santiago Lara quien dice ser el  supuesto hijo de Maradona; percibi, desde lo visual que había algo raro. Esto solo puede plantearse como pregunta ya que el modo en el que la narrativa de su reclamo está siendo construida lo deja en un lugar que es un cliché pero que creo que tiene otras aristas.

El reclamo de Santiago Lara es precario y desde ya, depende de una prueba de ADN. Según él su madre, Natalia Garat (fallecida en el 2005) tuvo una relación de cinco años con Maradona y es el resultado de la misma. Hasta acá todo bien. La muerte de Maradona hizo que saliera a hacer efectivo su reclamo a traves de los medios y por vía judicial por lo que contrató a un tal Nuñez (el abogado de mal gusto estridente) para que lo represente y este le hizo firmar un contrato leonino del que se jacta pero se queja de que tanto Lara como su padre adoptivo le piden dinero para todo. Esto es confirmado por una periodista de los Angeles de la Mañana. Hasta aquí todo previsible pero de pronto… el Rolex Daytona.

DAYTONA GRASA

Realmente no me cierra que el abogado le haya prestado un Rolex Daytona (que vale entre 5 y 10 mil dolares) para que Lara haga sus apariciones en televisión. No termino de entender la lógica de ese prestamo. Hay cierta fascinación obvia del abogado, probablemente enclosetado por el chongazo supuesto hijo del 10. Sino no se explica… J A T

AHORA HABLEMOS DE RELOJES EN SERIO EMPARENTADOS CON EL DAYTONA… MATO POR ESTE…

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA LA SUBCULTURA DEL BAREBACK