ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE FITITO600

Lo conocí hace unos años. Nos citó a las 14 hs a una reunión de trabajo para un proyecto editorial: éramos unas 10 personas. Alquiló una sala de reuniones en el Alvear Palace y un servicio de café y medias lunas, y allí lo esperábamos. Pasaron 1, 2, 3 horas y nada. No era común todavía el celular así que no sabíamos nada de su vida. Pero nadie se iba porque él era como Tinelli: una promesa de laburo y además de subsistencia de la editorial con la que se habia asociado para ese proyecto. Yo era un líbero en ese esquema, asesoraría en un aspecto del proyecto desde afuera. Finalmente apareció 3 horas y media después junto a un empresario dueño de una marca de ropa premium (Cardón) con quien se había ido a almorzar y se ve que quedaron chupando vino y charlando animadamente. Llegaron ambos: él con una sonrisa amplia, sin decir ni mu respecto de su tardanza (3 horas y media, repito). Luego hubo que escucharlo media hora autoalabándose sobre la película que estaba produciendo en ese momento asociado al Cardón este: el cafe de los maestros. Todos lo aplaudían y ensalzaban. Para ese momento yo quería irme a las puteadas, y por supuesto ya habia decidido abandonar porque veía que estaría en manos de un demagogo caprichoso y destratador. Apenas se produjo la primer pausa para servir otra ronda de café, me levanté, pedí disculpas porque ya se me había hecho muy tarde y me fui a la mierda.