La pregunta que surge de la lectura de ‘Era dentista en Buenos Aires, dejó todo para mudarse a Nueva York, fue asistente de Beyonce y hoy triunfa vendiendo empanadas’ es de qué estrategia editorial permite que un título tan oximorónico sea siquiera concebible. No se puede responsabilizar exclusivamente a Camila Hernandez Otaño , su autora en Infobae por ir en esa dirección ya que es más que probable que ella esté tan desesperadas como el objeto de su análisis si se tiene en cuenta el modo en el que o bien se vio obligada por necesidad o ya tiene internalizada la fantasía que permite romantizar una historia de obsceno transaccionalismo pseud-prostibulario de división internacional del trabajo gay en una historia de virtud y autosuperación macrista. Convengamos que esta historia aparece a semanas del casamiento Covideano de Piter Robledo.

La historia de Mario Vivas de 33 años quien emigró a Estados Unidos tiene que ser entendida en el contexto de esa industria transcontinental o para ser más preciso, de esa división internacional del trabajo, que ha venido constituyendo el matrimonio gay en sociedades obsesionadas por el control en el que gays homonormativos de los paises centrales demasiado obsesionados consigo mismos viven la fantasía de que absolutamente todo en sus vidas puede dirimirse a partir de una combinación de consumo y derecho a la identidad. Dicho de otro modo, la historia de Mario Vivas es la historia del estereotipo de ‘el latino hot con carne todavía fresca que esta disponible para dar amor y sexo al que tiene la billetera y la ciudadanía por el anhelada’. Para aquellos que creían que Argentina iba a camino a ser Cuba o Venezuela, esa transformación viene ocurriendo en el mundo gay desde hace por lo menos un cuarto de siglo.

Mario nació en Ramos Mejía y este país le permitió una educación libre y gratuita que lo llevó a ser dentista. Pero él creia que estaba para más y un día salió del país (gracias a esa educación libre y gratuita) para irse de vacaciones a Nueva York donde conoció a su daddy con quien estableció una relación a distancia para terminar casandose y obtener su Green Card. Ahora bajemos a la realidad y preguntemonos qué clase de persona propone casamiento a alguien con quien tiene una relación a larga distancia a no ser que sea un tipo de persona que define sus relaciones con una combinacion de infantilidad y transaccionismo más que seguramente combinada con una narcisista soledad. Desde ya, el joven Mario dejó todo y se fue a Nueva York a, según lo que él creyó y tambien Infobae, triunfar. Todo esto mientras le daba a su ‘amado’ el ‘cariño’ que su narcisismo requería y que un norteamericano no estaba dispuesto a darle. Camina Otaño no cuenta que si bien Mario llegó en el 2012 tuvo que esperar hasta el 2014 para que se aprobara la ley de matrimonio igualitario. Esto no es así. Lo que Mario hizo fue convivir dos años hasta conseguir la Green Card que se consigue por cohabitación y cuando la consiguió esperó hasta el 2016 ya que se necesita estar dos años más para garantizar al Estado de que el casamiento no fue pagado para tener la residencia. Fue ahí cuando habiendo conseguido lo que quería se divorció y seguramente le sacó una tajada. Mientras vivía con él y con la tajada (porque segun cuenta se fue a Nueva York con menos de 3000 dolares) probó suerte en la carrera de organizacion de eventos llegando a la mentira del titulo de Infobae en donde se supone que fue asistente de Beyonce. En realidad, si uno lee el artículo con atención, Vivas no fue asistente de ella sino de un asistente de ella y según confiesa eso no le alcanzaba para comer.

Ahora, en medio del Covid, se puso un negocio de empanadas con ‘inversores’ y lo que verdaderamente shockea de Infobae es que esto llegue a constituirse en la narrativa del self made man ya que en esta historia no hay ni originalidad, ni emprendidurismo ni nada. No se dice su porcentaje en la empresa y lo mas probable si nos dejamos llevar por su ropa es que sea un empleado mas que un socio. No obstante esto, el reconocimiento del Estado de Nueva York es porque abrió un negocio durante el COVID. Desde ya, este joven araña es un caso más entre muchos pero lo que interesa a los fines del analisis cultural es como Infobae se suma a la politica de La Nación de transformar este tipo de historia en un ejemplo de virtud emprendedora. Yo lo felicito por todo pero de ahí a constituir este ejemplo de autorenunciamiento en una narrativa virtuosa hay un salto un poco extenso y please, que revea el tema calzado que hay un problema ahí. J A T

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ESTA DEDICADO AL BAREBACKING