ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE GORKA PEREZ PARA EL PAIS

El coronavirus ha estrujado las economías de miles de familias, pero no las de los más ricos. El año acaba con ganancias para la inmensa mayoría de ellos, ya que solo tres de las 20 personas más acaudaladas de planeta han visto mermar su riqueza este año. En conjunto, las 20 mayores fortunas terminan 2020 con un patrimonio conjunto que suma los 1,77 billones de dólares (1,44 billones de euros), lo representa un 24% más que hace un año, según el índice Bloomberg. El retroceso de Amancio Ortega (Inditex), el que más ha visto mermar su fortuna, ya que esta se ha contraído en unos 7.300 millones de dólares, deja sin representación española el top 10, donde solo el francés Bernard Arnault (LVMH) impide un pleno estadounidense.

Como ya sucediera en 2019, Jeff Bezos sigue al frente de la lista de los multimillonarios más ricos del mundo una edición más, aupado por los espectaculares resultados de Amazon en el año de la pandemia. Su empresa ha sido una de las más beneficiadas por el confinamiento, con las compras online disparadas por las restricciones de movilidad, lo que ha llevado a que sus títulos en Bolsa hayan acumulado a lo largo de 2020 un rendimiento del 75% y su capitalización haya subido hasta los 1,6 billones de dólares. Según los resultados de la medición de Bloomberg, Bezos, de 56 años, posee un patrimonio de 193.700 millones de dólares. Su fortuna ha experimentado un crecimiento de 78.900 millones a lo largo de los últimos doce meses (+68,7%).

Por detrás del magnate de las compras virtuales se sitúa Elon Musk, fundador y director general de SpaceX y Tesla. Esta última logró alcanzar el pasado mes de diciembre los cien mil millones de dólares de valor en Bolsa, lo que ha propiciado que el empresario de origen sudafricano pueda presumir de poseer un patrimonio de 160.700 millones de dólares. En lo que casi no tiene rival Musk dentro de la lista de los más acaudalados es en lo provechoso que ha resultado para su economía el 2020: la curva de crecimiento de su cartera personal entre enero y diciembre ha ascendido en 133.000 millones (la suma más alta de toda la lista), lo que supone un incremento de su fortuna del 482%. Entra así en la lista de los 20 más ricos, donde no figuraba el año pasado, colándose directamente en la segunda posición.

El tercer escalón del podio dorado es para Bill Gates, con un patrimonio de 131.500 millones de dólares. Una cifra final a la que el filántropo estadounidense, centrado junto a su mujer en la dirección de la fundación que lleva por nombre su apellido, ha llegado gracias a haber sumado 18.400 millones a lo largo del ejercicio anual (+16,3%).

No obstante, no es Musk quien protagoniza la subida más fulgurante en porcentaje entre los 20 más ricos. Ese puesto corresponde al chino Zhon Shanshan, un nombre prácticamente desconocido un año atrás que ha multiplicado su fortuna casi por 11 en 2020. La salida a Bolsa de Nongfu, que embotella el agua mineral más vendida de China, ha catapultado la fortuna de este experiodista, que ahora es el hombre más rico de su país. Desde el pasado 1 de enero, Shanshan ha ganado casi 68.000 millones, un 997% más. Su riqueza se estima en 74.600 millones, lo que le sitúa en el 13º puesto, justo por encima de Amancio Ortega.

Las contundentes medidas de contención de la pandemia en España han castigado duramente al único representante español en la lista de Bloomberg de las 20 mayores fortunas. Ortega, que en 2019 ocupaba el sexto puesto, ha caído un año después hasta el 14º escalón, donde se sitúa ahora con un fondo personal de 68.200 millones de dólares. Un resultado a la baja respecto al montante con el que contaba a comienzos de año, ya que en este tiempo ha perdido 7.300 millones de dólares (-9,7%). La obligatoriedad de cerrar las tiendas por el confinamiento llevó a que Inditex acumulase pérdidas durante la primera mitad del ejercicio que alcanzaron los 195 millones de euros y que han hecho que la fortuna del empresario textil español se resienta. Su hija Sandra Ortega, que heredó la parte de Inditex que tenía su madre, Rosalía Mera, es la única otra española que aparece entre las 500 personas más ricas del planeta.

De vuelta a la clasificación de las 20 mayores fortunas, también cede puestos el otro representante hispanoamericano de la lista, el mexicano Carlos Slim, cuyo patrimonio se tasa hoy en 56.700 millones de dólares. El presidente de Telmex ha perdido nueve posiciones y ocupa el 20º puesto del ranking, cuando en 2019 tocaba con los dedos el top 10.

La clasificación es este año más masculina, ya que solo tres mujeres se cuelan entre las 20 mayores fortunas mundiales (frente a cuatro en 2019). La francesa Françoise Bettencourt Meyers se sitúa como mujer más rica del planeta, un puesto que durante años ocupó su madre, Lilianne Bettencourt, antes de fallecer en 2017. La propietaria del imperio de cosmética L’Oréal tiene 76.300 millones de dólares, casi un 30% más que hace un año, tras ganar 17.300 millones en 2020. Eso le sitúa en 12ª posición, una más alta que el año pasado y la primera para una mujer en el actual: Julia Flesher Koch (viuda del magnate David Koch y heredera de su parte en Koch Industries) se cae del top 20 después de figurar el año pasado en 10ª posición. También Jacqueline Badger Mars, heredera de la compañía de dulces, se queda fuera este año.

En el 17º puesto sí aparece Alice Walton (Wal-Mart), con una fortuna de 62.400 millones de dólares (un 18% más) y justo en el siguiente escalón aparece MacKenzie Scott, la exmujer de Jeff Bezos. En el divorcio, Scott (que se quitó el apellido Bezos) se quedó un 4% de Amazon, firma de la que fue cofundadora. La buena marcha del gigante del comercio en línea le ha reportado enormes ganancias y su fortuna ha crecido en 22.700 millones. Ella ha respondido multiplicando sus donaciones a causas solidarias.

Quienes sí ganan presencia entre los 20 mayores ultrarricos son las fortunas asiáticas, que pasan de dos en 2019 a tres en este 2020. Al empresario chino de bebidas Zhon Shanshan le acompaña, en el 19º escalón, su compatriota Huang Zheng (conocido como Colin Huang en EE UU). La empresa que fundó hace un lustro, Pindoduo, ha explotado este 2020 con la idea de aprovechar el vacío que los grandes del comercio electrónico se habían dejado en la China rural. Y con ello su fortuna ha crecido en 39.000 millones de dólares (un 199%) para alcanzar actualmente los 58.600 millones. No obstante, es el indio Mukesh Ambani, presidente y mayor accionista del conglomerado de hidrocarburos y telecomunicaciones Reliance Industries, la primera fortuna del continente. Tras crecer su fortuna más de un 30% este año, Ambani atesora 76.400 millones de dólares y se queda a solo un escalón de situarse entre las diez mayores fortunas del planeta.