Jake Angeli, conocido como QAnon Shaman, fue el hombre de 33 años que ocupó las portadas de cientos de diarios del mundo, esto tras ser el principal organizador del histórico asalto al Capitolio de Estados Unidos.

Hace pocos días, el hombre que se reconoce en algunas de las fotos del motín vistiendo un sombrero de piel con cuernos y con el rostro pintado de rojo y azul fue arrestado para enfrentar los cargos de entrar a un edificio público sin autorización, así como de entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio, según informó el Departamento de Justicia de EEUU.

De acuerdo con algunos diarios estadounidenses, el detenido no ha comido nada desde que fue arrestado debido a que solo consume alimentos orgánicos. “Sigue una dieta extremadamente restrictiva, quizás por razones religiosas”, señalan algunos medios.

Su madre, Martha Chansley, explicó la situación de su hijo: “Se enferma si no come alimentos orgánicos”, aseguró. “Necesita comer”. afirmó.

Así también lo confirmó una reportera estadounidense en su cuenta de Twitter: Su madre “dice que no ha comido desde el viernes porque el centro de detención no le dará toda la comida orgánica”.

De otro lado, en la comparecencia virtual ante el tribunal, la jueza magistrada Deborah Fine afirmó estar “profundamente preocupada” y le pidió al abogado del acusado que resuelva el problema con los alguaciles estadounidenses.

Inmediatamente el hecho generó burla y rechazo en redes sociales. “Ok, esto es gracioso. Alimentos orgánicos exigidos por terroristas domésticos “, señaló la exsenadora de Missouri Claire McCaskill.

Otros internautas aseguraban que, “imagínese pensar que su privilegio blanco se extiende hasta destrozar el Capitolio y luego exigir alimentos orgánicos en la cárcel”.

Sobre el curioso hombre, medios británicos revelaron algunos detalles sobre este peculiar personaje. Según el Daily Mail, Angeli es un “actor fracasado que vive con su madre, cree que los letreros en espiral son un código de pedofilia del FBI y conduce un automóvil Hyundai maltrecho con consignas de conspiración”.

El joven forma parte de una mafia que apoyaba a Trump, en la cual participan supremacistas blancos que lideraron el ingreso al edificio en un intento por evitar que los legisladores certificaran la elección de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos.

El medio asegura que Chansley es desempleado y que vive con su madre, de 56 años, desde enero de 2019, luego de ser expulsado por no pagar el alquiler de un apartamento en Phoenix, Arizona. Hoy el joven registra una deuda de 1.247 dólares.

Según sus vecinos, a menudo se suele ver al joven por las calles cerca de su casa en Glendale, California, vestido con su traje de chamán con cuernos. Uno de los habitantes afirmó que en ocasiones lo han visto bailando en el techo de la casa y lo describió como “extraño”.