ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARTINA

No puedo más que intervenir porque lo conozco a Fernando desde hace bastante y hemos trabajado para él. Considero que plantarse en una actitud pueril de pretender asumir como presidente del PJ en la provincia no lo va a llevar a buen puerto. Que Insaurralde, zabaleta, Cascallares, el mismo Menéndez y la mayoría de los intendentes de la segunda y tercera sección vayan dónde calienta el sol no es ninguna novedad. No existe claramente la amistad en la política. Más allá que cuando presidió tuvo una acción muy destacada y trabajo en la unión del peronismo, no son momentos para ponerte en contra al presidente de la nación, ni a Máximo, ni a la Campora. Le guste o no la renovación de cuadros políticos es un hecho. Con esta actitud va a quedar aislado. Sin aliados no hay resistencia posible. Máximo, al cual considero un cuadrazo, es claramente el brazo ejecutor de CFK. La buena política es saber exactamente dónde pararse y en qué momento. Lo cierto es que la ley provincial ya no le permite ser reelecto.

Ojalá entre en razones porque a pesar de todo lo sigo apreciando mucho.

loveartnotpeople