ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE CHASQUIBUM

Juan Galliano, pasa por la moda como un mago. Languidece Paris y lo ficha Givenchy. Ven que es para una de las grandes casas y le queda resto… Liega a Dior y lo revoluciona, lo eleva a Arte, se sirve de la casa como de un Stradivarius, La espiral ascendents no para, se mueve sin limites creativos, es adorado .

Mientras como en los clubs del Soho, Lee McQueen come sus sobras y lo reemplaza en Givenchy siendo propuesto por Juan. Esa imagen los pinta.

Uno rebosa creatividad, se le atragantan las ideas desde la belleza. Viste a las mujeres desde la mas absoluta generosidad,en un juego complice desde el amor embelleciendolas, haciendolas participes de sus mundos. Vive en un despreocupado desenfreno con la alegria de un nino.

Mientras tanto Lee no puede desprendese del odio; vive con la obsesion de ser Galliano, pero, aunque es virtuoso es un Salieri. Lo suyo es maestria y a la vez una muy mal dismulad amargura ; camufla, esconde en virtuosismo una estetica misogina.

Son lo opuesto.

Descansara el paz Lee? No lo se, pero me temp que quien, se odia.

Lo de Galliano no hay Sidney Toledano que lo opaque. Una orquestada crueldad para tratar de tapar al sol con una mano, para enlodar lo que lo aompanara siempre: genio.

La casa Dior se quedara para vender perfumitos y reinterpretationes de lo que dejo de Juan. Chiuri es muy buena pero la precede lo sublime.

Larga vida a Juan Carlos Galliano! Contra toda mezquindad, contra todos los males de este mundo.