ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LPO

Elisa Carrió publicó un incendiario mensaje en el que habla del default y vaciamiento de YPF, lo que en medio de la negociación de la petrolera con sus acreedores para un canje de deuda alimentó las sospechas en el oficialismo de una mano negra política detrás de cierta hostilidad en el mercado contra la compañía

En el Gobierno no creen que sea casualidad el momento elegido por la líder de la Coalición Cívica para lanzar ese mensaje, justo en el día en que también se agitó la versión de un “fracaso” en las negociaciones con los acreedores por la falta de quórum en una reunión por el canje de la deuda. En realidad, en la empresa dice que fue algo “rutinario” y dialogado con los bonistas como paso previo a la nueva ofertaque se presentó este martes.

Uno de los apuntados en el oficialismo por las maniobras contra la petrolera estatal es el ex embajador de Estados Unidos en Argentina, Noah Mamet. El ex funcionario de la administración de Barack Obama es muy cercano al PRO y socio del abogado Marcelo Etchebarne, que como reveló LPO está señalado por maniobras con los fondos que pulsean contra YPF.

Enamorado de la cordialidad y la carne argentina, Mamet se instaló en el país tras salir de la función pública. Pero no solo los bifes de chorizo encandilaron al diplomático estadounidense sino también las oportunidades de negocios que le surgieron durante el macrismo.

Mamet es asesor senior del buffet de abogados DLA Piper, que durante el anterior gobierno desembarcó en Argentina asociado a Etchebarne. El ex embajador fue designado directamente por el global chairman de DLA Piper, Roger Meltzer.

Como reveló LPO, Etchebarne es un experto en renegociación de deudas y está vinculado a fondos internacionales que maximizan ganancias en este tipo de operaciones. El abogado también es cercano a José Luis Manzano, históricamente vinculado a esos fondos con experiencia en operar con activos sometidos a stress financiero.

Una fuente del oficialismo recordó con suspicacia que entre las tareas destacadas que figuran en el CV de Etchebarne aparece como “trayectoria” la de “brindar asesoramiento a compradores en dos intentos de adquisición de YPF”.

En el Gobierno no creen casual tampoco la cercanía de Mamet con el PRO y especialmente con Marcos Peña, que en su momento llevó a que el gobierno de Macri se inclinara sin disimulo por la candidatura de Hillary Clinton.

La semana pasada, en plena negociación con inversores, desde usinas digitales de Cambiemos se instaló la versión de una supuesta estatización de YPF, impulsada por Cristina Kirchner. Una idea que de solo mencionarla impactó en el mercado y afectó el valor de la acción de la compañía.

En el oficialismo creen que, a pesar del descomunal daño que le provocaría al país, en algunos sectores de Cambiemos están agitando en contra de la renegociación de la deuda para instalar la idea del default. Esto, está claro, sería un fracaso del gobierno de Alberto y Cristina.