La historia gira entorno del fin de semana en el que Diana decide que se quiere separar de Carlos. Tras The Crown y esto, Charles va a seguir sin corona por un rato.