ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARTIN

Acá se habla mucho de Nordelta.

Hace unos días fui de paseo por el Tigre (lo poco que queda en pie… cuánta demolición y edificio nuevo…) y decidí conocer algo de Nordelta. Fui hasta la bahía, donde se encuentra el hotel Wyndham, que en fotos zafa pero mirándolo desde la calle de frente y en tiempos pandémicos… es una estafa. Es realmente feo, falto de limpieza en su fachada y tiene unos precios siderales para alojarse.

El Tigre céntrico, clásico, aún deforestado y con sus casonas ya devenidas edificios, es (y era) hermoso. Nordelta es algo espantoso, de estética miaminesca, donde salir a la calle es casi morir al rayo de sol (no hay árboles), no se ve prácticamente gente y los edificios visto de cerca son construcciones baratas que en 10 años van a estar en un estado calamitoso.

A todo esto, la cuarentena cerró muchos negocios en la bahía y la zona estaba prácticamente desierta.

No puedo creer que estos nuevos ricos piensen que vivir allí es lindo… Además no tiene identidad alguna ni con el delta, ni con el Tigre ni siquiera con la belleza de la zona norte de la provincia de Bs.As.