ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARIA LUJAN

Trabajé 2 años en La Cabrera de Palermo como Jefa de Personal , y haber denunciado al Pastelero Oswaldo Gross, me costó mi puesto.

Gross tiene debilidad por los chicos jovencitos de 18 a 25 años y le encantan Paraguayos o Correntinos y a los que pibes que no cumplen con sus requisitos estéticos, les hace bullying y xenofobia .

Gross aprovechando que es el mejor amigo de Gastón Riveira el dueño, se cree que tiene carta blanca para hacer y deshacer a su antojo.

La primer llamada de atención fue cuando a un chico boliviano lo hizo echar a la semana que había comenzado de Ayudante de Camarero porque un día tuvo la mala suerte de verlo atendiendo una mesa y dijo que tenía rasgos demasiado “andinos” y que era feito, luego también tuve quejas de otros empleados que se quejaban del acoso sexual permanente de Gross.

Investigando un poco supe que el famoso pastelero había comenzado en esa profesión luego de ser echado de Fabricaciónes Militares por el Gobierno Militar porque se aprovechaba de su Cargo para acosar conscriptos en el año 1982 y ahi al verse en la calle empezó a dedicarse a la Pastelería.

Oswaldo Gross es una especie de asesor omnipresente del dueño de La Cabrera y tiene opinión en muchas decisiones que en realidad no le competen, una vez que habíamos hecho una convocatoria para camareros me dijo muy de frente que tratará de contratar chicos “blanquitos”.

Obviamente que me queje con Gastón Riveira pero él me dijo que no creía en mis graves acusaciones sobre su amigo y que Gross era un “puto tranquilo” que no acosaba a nadie…y que el no quería gente que cuestionara a sus amigos y asesores.