ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE RAUL

Tigre era precioso. Todavía recuerdo ir a los clubes de remo de chico, y a pesar de tener esas casonas medias venidas a bajo, no dejaba de tener un encanto particular.

Ahora, esta catástrofe cultural y urbana ocurre desde que Mr. Embajada, nuestro querido Ma$$ita, llegó al municipio y comenzó con un electrificante proceso de miamificación de todo Tigre. Meta palmeras por aquí, meta countries por acá.

No sólo destruyó la estética de lo que una vez fué la colonia de vacaciones de la élite porteña, sino que todavía no estamos al tanto del profundo daño ambiental que los countries están trayendo a la zona. Ni que hablar del proceso de segregación social que hay en marcha.