ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARIANA A.

Leía tu reseña y no podía dejar de pensar en una frase que escuche alguna vez, decía que los negros entraron al boxeo para poder pegarles legalmente a los blancos, no recuerdo si fue Muhammad Ali, pero se me viene a la mente.

La vida es un continuo fluctuar entre blancos y negros, hay tantos grises que no hay un lado correcto, no hay ganadores y perdedores, hay tantas aristas que siempre hay una contradicción, una dualidad. Pienso en el dilema del tranvía, odiamos al negro pero lo necesitamos para hacer lo que no queremos hacer.

Cuando vi el video en el Ig de Bruzzone, pensé lo mismo, ¿Qué paso antes?… vengo siguiendo los posteos del “juez”. hace rato que viene de fiesta, y lo muestran, a veces ni barbijo tienen. Es más Bruzzone les pide distancia, pero hasta ahora nadie hizo nada, así que supongo que se pensaban impunes.

En este caso no hay un win win, ni un loser, cada uno hizo uso y abuso de su lugar de poder, en una escena algo bizarra y sin sentido.. A la poli se le dio por reprimir, supongo que no había nada más interesante que hacer y a ello por victimizarse en post del arte, no se que lugar es más absurdo. Como la Donda defendiendo a un chico que vendía en la calle con un amplio prontuario y por el otro, negreando a la chica que la ayuda en su casas y con su hija, para que ella pueda ser un referente del feminismo y de la política.

Yo sufrí un acto de violencia de genero durante mucho tiempo, pese a tener la denuncia, la policía no hizo nada. Pero también vi a una chica blanca “privilegiada”, insultar a un cana, desmerecerlo por intentar detener a su pareja, la misma que le había cacheteado duro en la vía publica y con testigos.

Lo único que demuestra esto es que falta educación y la impunidad esta en ambos lados de la grieta.