ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE CARNOTA

La verdad, que la catarata (o más bien, goteo) de comentarios en “defensa” de la “laburante” son lo más patético que hay. Primero, por que no entienden lo que es una crítica. Segundo, porque, al parecer, tampoco entienden lo que es el arte, o mínimamente no compartimos una definición de un concepto tan medular.

Hacer un ejercicio de paisajismo urbano autóctono, en lenguaje vectorial pre 2008, pero traducido en pintura sobre un lienzo, no te hace un artista. A lo sumo, un ilustrador con mayor afinidad por volcar su trabajo sobre un soporte entelado más que sobre una pantalla. El pintar sobre una tela dejó de ser un acto definitorio del arte desde principios de 1900.

Ahora bien, más allá de la representación, de si es “linda” o “fea”, “virtuosa” o “mediocre”, lo central de esta obra no está ahí, sino en lo que dice, en cómo se inserta, en lo que problematiza. Por más nombre lindo que tiene, ¿en dónde está la sustancia? Quizás la pregunta deba ser si es requisito que la tenga, y la respuesta es posiblemente que no. Pero si esto es así, la forma tampoco tiene nada de novedoso. En fin.

YouTube video

loveartnotpeople