ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ANA C

Vivo en Bahía Blanca y ayer tuve la misma experiencia que describe Mariana. Luego pude leer en los medios digitales explicaciones que son la nada misma. El representante del organismo de control dice al diario La Nueva: Hay cosas que se pueden prever y otras que no, lo que se prevé se hace con mantenimientos preventivos y lo que no, con mantenimientos correctivos ..Tenemos que asumir que tenemos un polo petroquímico en Bahía Blanca, que es gigante… El riesgo siempre va a estar, no existe el riesgo cero; pero nosotros estamos encargados de controlar y de informar para llevar tranquilidad a la gente” Alguien sentiría tranquilidad? Además de estar viviendo el riesgo de habitar sobre un polvorìn, Bahìa padece desde hace muchos años y gobiernos, de un enorme déficit en el abastecimiento de agua por desidia en la infraestructura y porque parte del agua, es derivada justamente para abastecer las necesidades del polo petroquímico en cuestión…. El intendente Hèctor Gay(Todos x el Cambio), un ex periodista de una radio subsidiaria de La Nueva Provincia y sospechado de recibir sobres de las empresas petroquímicas durante esa etapa…no ofrece respuestas ni explicaciones…

En la ciudad existen dos universidades públicas prestigiosas por la formación que ofrece a ingenieros y químicos (UNS, UTN) que no se hacen oír al servicio del cuidado de la población… Y el pueblo bahiense tampoco se hace oìr. Los reclamos y quejas en las redes…pero las protestas en las calles nunca son masivas…

La dra en Historia Ana Belén Zapata declaró hace unos días en el juicio Triple A Bahía Blanca, secuestros, torturas y asesinatos de la banda paramilitar, expresión de ese peronismo ortodoxo, tradicional y de derecha, armado como una policía interna para ir desplazando a aquellos sectores vinculados a la izquierda del movimiento y que inicia su accionar con la toma armada de la Universidad Tecnològica Nacional en 1974 por parte de Ponce y el grupo de Tarea y vigilancia organizado en 1975 por el rector de la Universidad Nacional del Sur Remus Tetu respaldados por servicios de inteligencia, la Marina, La Nueva Provincia y la Jerarquía eclesiástica.

Un testigo en este juicio declara “ la finalidad de la Triple A era provocar el terror y la persecución psicológica… “las muertes son muertes rituales. La finalidad no es matar al tipo, es crear una muerte que produzca terror, que agarre a la población civil y las meta en sus casas, que todo el mundo tenga miedo de hablar”

Al ser consultada Zapata sobre el impacto del accionar de La Triple A en la sociedad bahiense, explicó que encuentra una fuerte acción disciplinadora centralmente hacia los sectores más movilizados y organizados en términos políticos, vinculados a la izquierda del peronismo, a la izquierda en términos generales y al sector de la iglesia con una perspectiva tercermundista. Relacionó, además, una parte de esta práctica de disciplinamiento con el proyecto de construcción del complejo petroquímico de la ciudad, obra en la que se encontraban empleados numerosas víctimas cuyos casos se ventilan en el juicio, enroladas en el gremio de la construcción. Luego agregó que si bien estos sectores lo vivieron más de cerca, el miedo y el terror se desparramó en términos generales a toda la sociedad bahiense.

Después del episodio de ayer en la Dow, el intendente Gay ofreció a los medios el siguiente titular: “La credibilidad del sistema de vacunación está por el piso”

Así estamos, en esta ciudad de la depredación ambiental, del silencio y del miedo.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL ARTE DEL GRABADO