ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LYANA NAKAMO

Pongo acá un análisis que hicieron en La Batalla Cultural, en el enlace tambien se puede encontrar la foto de una de las bolsas que NO simulaban el cadáver de Carlotto, el sobrino de Ginés o los pibes de La Cámpora.

https://www.facebook.com/612818878808451/posts/3738243106265997/

Ayer hablábamos de la genialidad del mal, esta categoría en la que entran las movidas de violencia simbólica orientadas a generar violencia no simbólica.

El mal es una genialidad cuando no puede evitarse, cuando no hay forma de detener el proceso de descomposición social que provoca. Y el que en la Argentina hace el mal ha sido históricamente un genio del mal.

El de ayer es un ejemplo por antonomasia de esa genialidad. Con media docena de bolsas de consorcio y unos cartelitos generaron un hecho político.

Movilizaron la política al odio. ¿Cómo? Con fotos de un plano largo en el que las letras grandes se leen y guardando las fotos del plano corto para despegarse después, para esconder la mano una vez que la piedra ya fue tirada y el patio del vecino ya está en llamas.

Ahora dicen: “¿No saben leer? No era Estela de Carlotto en la bolsa, era el viejo que se murió porque Estela de Carlotto se quedó con su vacuna”.

Y se salen con la suya. ¿Se entiende? Prenden fuego todo con una provocación, pero en la misma provocación ya estaba de antemano la vía de escape. Tiran la piedra con una etiqueta en la que se lee: “No tenemos intención de que esto sea una piedra”.

Pero la piedra es una bomba e incendia allí donde el horno no está para bollos, allí donde no hay que prender un fósforo. La etiqueta se lee después del incendio.

Ahí está la genialidad del mal, no es como el mal de antaño. Antes el que generaba el mal se hacía cargo de las consecuencias. Ahora el generador de odio hace lo suyo y lo hace de una forma tal que no va a quedarse pegado con las consecuencias.

La grieta es un polvorín, todos los grieteros quieren guerra. Las provocaciones son para que haya guerra y del otro lado la provocación se toma a pecho. Ellos lo saben y así lo hacen, son genios del mal.

Y nadie sabe cómo se frena esto, que viene cuesta abajo a toda velocidad.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL ARTE DEL GRABADO