ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE INSPECTEUR CLOSEAU

El pseudoliberalismo (argentino se entiende) siempre se disfraza de anarco-libertario, disfraz que le dura hasta que piden que el estado pague la construcción de la autopista y ellos cobren el peaje (para cortar el pasto de la banquina). O para que les garantice la exclusividad de la prestación de un servicio en una zona.

Cuando les mentás que en los países que ellos citan como ejemplo, irían presos por evasores, siempre argumentan contundentemente con “burubufascismo blablebli perón nazi quepinquepanquepun Kristinachorra” salpicado con gotas de terrorismo mapuche/iraní/venusino. ¡Ni te cuento cuando te razonan los peligros del asqueroso trapo rojo soviético!

Argumentos todos surgidos de los think tanks más preclaros de la República y sus brillantes pensadores, todos y cada uno de ellos asiduos visitantes de la embajada y ongs que te hablan de la democracia de países serios, aunque últimamente no ponen en la lista (de los serios) al país cuya embajada visitan. Nunca un hacerse cargo de que cuando agarran un ratito la manija chocan la calesita…

Y mucho menos hablarles que cada vez que dejan la manija, multiplicaron el peronismo, ese que tanto denuestan. O sea que le dan la razón al anciano general cuando pronosticaba que todo lo que tenía que hacer él para volver, era esperar que los contreras gobernaran.

Nunca logran superar que lo único que saben hacer eficientemente, es sumir a los habitantes de la nación en sus peores crisis, vía esquilmarlos sirviéndose de ese mismo estado que tanto critican. Y obviamente, en el mejor de los casos, se podría decir que se necesitan mutuamente, un argumento que ya de tan trillado y usado por los lectores de las distintas traducciones de Don Trotsky, quedó gastado e inútil.

“Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate” dijo El Dante que se leía en la entrada del Averno, ahí donde te quieren bien encadenado los predicadores de las frases hechas liberales, en realidad las banderas tras la cual corren los indiferentes.

Los que seguimos teniendo esperanzas, de que alguna vez se discuta algo más, seguiremos mirando el cartel de lejos, desconfiando de las frases hechas y viendo ondear otras banderas.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL ARTE DEL GRABADO