ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE FABIO

La obra de De Loof es inmaterial. Su mérito es haber creado “esos” lugares que prestigiaban al que concurría y que estaban impregnados de un humor que se recibía siempre como un guiño personal. Y los desfiles, que eran una fiesta inolvidable. Lo más importante en él creo que fue el humor.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ESTÁ VINCULADO CON ESTO