ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE PABLO

La subrogación de un vientre es una decisión narcisista pero tener hijos de cualquier otra forma también lo es. En muchas ocasiones, tener un hijo por elección también debe ser una decisión optimista y positiva, una apuesta a que todo va a ir razonablemente en el futuro.

Creo que este fue el caso de Sofía y su pareja, a quienes tuve el gusto de conocer muy poco, pero llegaron a caerme bien. Estoy seguro que ambos hicieron todo lo que pudieron frente a una situación nefasta.

El cáncer se lo detectaron en 2018 y después de seguir los tratamientos pensaban que iba a andar bien, y así fue hasta que el cancer, basura atómica, regresó. La subrogación fue en ese interín de aparente bienestar..

Una desgracia, muy lamentable. QEPD.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA Sergio de Loof, IDEAL DE ARTISTA MACRISTA