ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE CARNOTA

¡Todavía no tengo el libro! Sólo vengo (aunque suene repetitivo) a sostener lo que vengo comentando en cuanto post me da la oportunidad: no hay nada más reaccionario, conservador ni careta que el progresismo porteño. En este punto, y para mi sorpresa, lograron pasar el límite y lograron alcanzar un accionar directamente censurador.

Es llamativo que recién ahora salgan en manada a denunciar al autor de este blog. Evidentemente tenían una espina clavada y no lograban encontrarle la vuelta para pegar. Esto hace evidente que desde el campo de la crítica del arte per se no podían hacerlo. Tampoco desde los comentarios de esta plataforma, ya que sus argumentos eran sistemáticamente rebatidos por los comentarios de otros lectores. En suma, este acto que saborean como una dulce victoria, no hace más que poner en evidencia el hecho de que son intelectualmente mediocres, que actúan en manada aprovechando sus redes de sociabilización (nada más conservador) y que no dudan en articular con sectores totalmente defenestrables (el ejemplo de la AACA es ejemplificador).

Rodrigo, al fin y al cabo te ganaste una cocarda. Esta censura barata no hace más que validar todo lo que venimos hablando en este blog sobre la mafia del amor y el acomoditismo, de la mediocridad ética e intelectual de aquellos que se creen vanguardia del cambio.

PODÉS FIRMAR EL PETITORIO AQUÍ 

 

 

PODÉS ENCONTRALO EN LAS SIGUIENTES LIBRERÍAS