Una semana de diversión para mí es coronada por la casa de Maslatón. En principio lo que llama poderosamente la atención es la total carencia de telas o superficies blandas. Cuando vi la imagen de entrada pensé que era un dinner norteamericano. Luego pensé que era uno de esos locales de chucherías Art Deco de San Telmo. Lo que queda claro es que Maslaton vive en en una fantasía de espejos, superficies vidriosas, extremos cortantes y deliberada falta de confort. Las sillas de la mesa son de cocina y el estampado no tengo palabras para calificarlo. Luego el Polesello (?) divide un espacio carente de superficies blandas. Este señor necesita con caracter de urgencia una alfombra. Hasta las bases de las esculturas son de metal. Es como si estuviera flasheando Ciudad Gótica pero a mitad de camino: con adiciones chinescas, Le Corbusieranas y de la escultura argentina de segunda categoria de la decada del 90.

 

 

 

De pronto nos vamos del otro lado del living para ver el mural Outsidre Art/Naif estilo James Ensor pero con temas republicanos y militaristas. Esto convinado con la rigidez de muebles que a todas luces no deberían ir en un hogar sino, en todo caso, en la sala de espera de Panam (líneas aereas) en su sucursal Montevideana. El espejo del fondo no tiene nada que ver con nada y los apliques lumínicos de la puerta son exageradamente grandes. Esto es al art deco lo que Fede Baeza a la fuerte tradición de transexualidad latinoamericana. Su identidad es la confusión de la pose.

 

Yo creo que la última vez que este señor fue acariciado fue en 1982 porque no puedo imaginarme un hogar más frio que esto. Si alguno lo confunde con masculino, esto seria un error. Es como el hogar de un funcionario publica de la Secretaria de Cultura con estudios en la Universidad de San Martin que de un dia para el otro se gana la lotería y tiene que pagar la mitad para cubrir deudas. Dicho de otro modo, esta es la casa de Adriana Lauría (curadora argentina profundamentamente melancolica) si alguien cometiera el error de dejarla decorar. J A T

 

 

 

PODÉS FIRMAR EL PETITORIO AQUÍ 

PODÉS ENCONTRALO EN LAS SIGUIENTES LIBRERÍAS 

 

 

loveartnotpeople