ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LATEBLOOMER

Trabajé varios años haciendo las ambientaciones para la fiesta de Los Personajes del Año en el Alvear, durante la gestión de Costi Vigil, antes de que el grupo Televisa comprara la editorial Atlántida. Intentábamos caer lo menos posible en el kitsch, sin embargo la línea que nos bajaban era mucho brisho y glamour Miamesco. Imposible eludir esa pauta y había que laburar, así que terminabamos tirando la toalla y llenando todo de glitter. Vi en vivo y en directo el edema de la Su, la momificación de la Chiqui, el encapsulamiento mamario de la One, la grasa chorreando de Tinelli y todo eso que se podrán imaginar. Cuando ibamos a desarmar, los baños vomitados y la merca en todas las superficies de mármol mostraban la muy previsible trastienda de la bacanal. Al menos aún había presupuesto, los outfit eran grasas pero de calidad muy superior, y la foto en la tribuna era real y no estos collage de segundo grado de primaria, que ya vienen desde antes de la pandemia. Cuando te venden la decadencia de lo que ya era decadente, te das cuenta de que estás frente a los últimos estadíos de una sociedad en descomposición.

 

SUMATE AL PETITORIO PARA LLEGAR A 2500 FIRMAS

PODÉS FIRMAR EL PETITORIO AQUÍ 

PODÉS ENCONTRALO EN LAS SIGUIENTES LIBRERÍAS 

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA LANATA Y LEVINAS SACANDOLE LA CARETA A Andrea Giunta: ‘Cañete la desarmó teóricamente y ella no lo pudo soportar’