ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARIA TERESA RUPPERT

En octubre 2019, fuimos a visitar la familia y nos alojamos en el Hotel Real de MInas de San Miguel de Allende, México, ciudad con terribles veredas antiguas, todas desparejas que suben y bajan en picada constantemente o sea muy propicias para romperse el alma.

Una de las especialidades de este hotel es la organización de importantes fiestas de casamiento, estando allí justo se celebró una y lo que más me llamó la atención y me causó gracia, fue que tanto la novia como sus invitadas todas tenían plataformas ( seguro influencia de las turistas argentinas que ellas adoptaron por ser generalmente bajitas ) y como hay un ritual establecido de hacer un final de fiesta con paseo por la ciudad a pié, acostumbran llevar zapatos de repuesto que se cambian en la puerta del hotel.

 

Y, FINALMENTE, ASÍ PRESENTO LA SEGUNDA EDICIÓN DE MI LIBRO

 

SUMATE AL PETITORIO PARA LLEGAR A 2500 FIRMAS

PODÉS FIRMAR EL PETITORIO AQUÍ 

 

PODÉS ENCONTRALO EN LAS SIGUIENTES LIBRERÍAS