ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARIANA

Mi hermano falleció a los 42 años de un paro cardíaco. Tremendo combo de cocaína-depresión-hijos de puta aprovechadores de un tipo con un corazón gigante y algo (algo, era más la fantasía del resto) de plata: médicos, amigos ocasionales, psiquiatras, farmacéuticos y una pareja que necesitó vivir de las apariencias y se aseguró la descendencia (para cobrar algo, de donde sea, no importa… ahí están los abogados respondiendo a sus delirios económicos). Escuchar a Pauls no me mueve un pelo (teñido), en cambio ella me removió todo, absolutamente todo. Recuerdos, imágenes, sonidos, anécdotas, gestos, frases, volumen… Lo que nos “choca” o puede causar gracia por lo exagerado, delirante, incoherente, grosero… es la mismísima mierda de la realidad de un cocainómano. La puta madre… te juro KRAKATOA que entiendo si te causa gracia, pero imagino que no viviste cerca de la cocaína. Yo estoy llorando. Saludos.

 

 

 

Y, FINALMENTE, ASÍ PRESENTO LA SEGUNDA EDICIÓN DE MI LIBRO

 

SUMATE AL PETITORIO PARA LLEGAR A 2500 FIRMAS

PODÉS FIRMAR EL PETITORIO AQUÍ 

 

PODÉS ENCONTRALO EN LAS SIGUIENTES LIBRERÍAS