ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE GRINPIS

Sudestada se volvió parte el sistema que en un comienzo critico tanto, la mecánica de los grandes medios. Pareciera que al verse “obligades” a dejar de publicar en papel la revista, los llevó a un estado de publicar, hacer notas como chorizos veganos sin tener una coherencia o un análisis critico. Había que masificarse como modelo de negocio-ideológico, resumiendo todo bajo un pensamiento didáctico basado en una simple foto de Instagram, un tomate y una demostración de quien son les males y les buenes.

Es lamentable lo que paso con La Revista Sudestada, por mi parte era un asiduo lector de la revista. Era de alguna forma como ese medio con ciertas tendencias de izquierda que no era cooptado por esa actual ideología de los medios. Se la podía objetar un montón de notas en su momento, claro, aceptaba la critica, pero ahora es un generalización instantánea de fascistas, hechas por los propios administradores de la pagina, a todo que comenta sus redes sociales con simples criticas. También puede que con los años uno se vuelve menos zurdito y más facho o prefiere los globos amarillos (según la cosmovisión de Sudestada).

Creo que el efecto Sudestada se puede ver en el medio Feminacida, incluso comparten colaboradores y adherentes a este progresismo teológico. De Feminacida no puedo opinar porque no conozco de como se fue formando.

Mil disculpas si no opino sobre el de Mala Fama, pero no me veo con la imparcialidad necesaria. Es que me da gracia como en un momento se volvió el cumbiero piola del progresismo, de la rama Filo News-Futurock y ahora les da culpa cantar “Le robaron la motito al boludo de Carlitos”.

 

Y, FINALMENTE, ASÍ PRESENTO LA SEGUNDA EDICIÓN DE MI LIBRO

 

SUMATE AL PETITORIO PARA LLEGAR A 2500 FIRMAS

PODÉS FIRMAR EL PETITORIO AQUÍ 

 

PODÉS ENCONTRALO EN LAS SIGUIENTES LIBRERÍAS