ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE SABATEZ

El perro encarna lo irresuelto de la humanidad, y su miedo a una soledad, o a convivir con algo o alguien que les cuestione. El perro es una compañía fiel, sin demasiadas preguntas, y en muchos casos suple la falta de vínculo humano.

Personalmente, me parece que un animal que cuando vive en la urbanidad hay que sacarlo a pasear para que cague porque no sabe hacerlo solo, es casi como hacerse cargo de un nene de 2 años: inútil, dependiente, limitado, y sin control de su baba. Pero dan afecto, y cada cual elige cómo ponerse en un lugar de “poder”.
El gato es otro mambo: ahí vos sos la mascota, y el vínculo se personaliza, porque no hay dos gatos iguales. Al ser más independiente que el perro y tener carácter, no todo el mundo les acepta… les pone algo en jaque, no hay tranquilidad, hay que ganarse esa compañía.

Lo que sí me da verguenza ajena es la gente que llama “hijos” o “hijas” a sus mascotas. Si dicen “perrijos” o cosas así, peor… ya directamente se me seca, y ganas que esa persona jamás tenga crías propias.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES LANATA REFIRIENDOSE AL DESPECHO DE Andrea Giunta CANCELANDOME POR CRITICAR SU FEMINISMO PRIMATE

Y, FINALMENTE, ASÍ PRESENTO LA SEGUNDA EDICIÓN DE MI LIBRO

 

SUMATE AL PETITORIO PARA LLEGAR A 2500 FIRMAS

PODÉS FIRMAR EL PETITORIO AQUÍ