ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LJO

en el caso de Awada había un baboseo constante, que no ayuda a nadie a mejorar. Toda infracción al protocolo era vendido como sencillez, apoyo al diseño argentino o señal de cosmopolitismo. Y no, una persona con un mínimo de educación protocolaria sabe que te ciñes a las costumbres del lugar al que vas y que es mejor pecar de sobria, que pecar de irreverente, cuando representas a un país. Ahí teníamos cosas como la Awada en zapatillas y jeans en el Foro de Davos.

Ahora, agrego, creo que también un problema importante que tiene Argentina es que no tiene un rol claro qué darle a la primera dama. ¿Qué hace? ¿Cuál es su función más allá de acompañar al presidente? Tampoco pretendo que sean como las primeras damas de USA o Colombia, que tienen oficina propia, agenda propia y sus propios secretarios, asistentes y asesores, lo cual implica un gasto para el Estado, pero sí deberían tener un derrotero para esos cuatro años en los que van a ser una presencia constante en los medios. Y ese derrotero es el que debería marcar el estilo de cada una, porque hoy en día por lo único que quieren (y pueden resaltar) es por la forma cómo se visten.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES LANATA REFIRIENDOSE AL DESPECHO DE Andrea Giunta CANCELANDOME POR CRITICAR SU FEMINISMO PRIMATE

Y, FINALMENTE, ASÍ PRESENTO LA SEGUNDA EDICIÓN DE MI LIBRO

 

SUMATE AL PETITORIO PARA LLEGAR A 2500 FIRMAS

PODÉS FIRMAR EL PETITORIO AQUÍ