La artista cubana Tania Bruguera fue puesta en libertad luego de 11 horas sometida a un interrogatorio por la Seguridad del Estado de Cuba sobre la causa penal que se le instruye a su colega Hamlet Lavastida, detenido hace más de tres semanas. Según dice su muro de Facebook, durante todo ese tiempo en la Unidad de Investigación Criminal conocida como Villa Marista, Bruguera solo habló para preguntar si estaba allí en condición de testigo o de acusada, y para decir que Hamlet era un excelente artista. Esto no puede sino ser visto como una performance en la que repitió como un mantra las palabras ‘excelente’ y ‘artista’.

“Llegó un momento en que estas frases fueron repetidas tantas veces que la instructora salía de la habitación después de pedirle que no dijera más lo mismo. En esto se pasaron las 11 horas, salidas y entradas de la instructora y todas las preguntas sin importar el tema”, dice el post en Facebook. En la última ronda del interrogatorio, la agente le dijo que se le habían imputado tres cargos: uno por supuestamente haber creado la manifestación del 27 de Noviembre frente al Ministerio de Cultura, otro por recibir instrucciones de Hamlet Lavastida para estampar billetes y otras ideas de performances en las calles, y el último por organizar una reunión con el National Democratic Institute. “A todo esto, Tania respondió con carcajadas dada la falta de veracidad y sinsentido de todos estas acusaciones. Cuando la instructora le enseñó para leer el papel, con el mismo bolígrafo que le dio a Tania para que firmara, ella tachó las dos páginas del documento con una cruz a lo largo de la página y sobre los cargos y en el mismo papel escribió: ‘No estoy de acuerdo, esto es falso'”, relató el post.

Poco antes de ser dejada en libertad, la instructora penal le impuso una medida cautelar de reclusión domiciliaria que Bruguera tampoco quiso firmar. Antes de abandonar el lugar, la activista le dijo a la oficial que lo que estaban haciendo con Hamlet era una injusticia, y que sus familiares y amigos estaban preocupados por su salud física y mental. Les pidió lo soltaran aunque fuera bajo reclusión domiciliaria. La respuesta de la agente a Tania fue que debía haber hablado en el interrogatorio. Durante las horas de reclusión, responsables de las redes sociales de la artista plástica se mantuvieron denunciando la falta de noticias sobre su integridad física.

“Esta es otra demostración del mal uso de los instrumentos del poder, utilizando el tiempo como mecanismo de presión para algo que no tiene sentido porque es un invento que solo ellos se han fabricado en sus cabezas. La ‘integridad’ y ‘responsabilidad’ policial en estos días se han visto públicamente depauperadas y totalmente desacreditadas”, se explicó en un post anterior. Bruguera salió de su casa llevando en su muñeca una banda negra en la que pedía la libertad de los presos de conciencia, de los manifestantes de Obispo, de los activistas Maykel Osorbo, Esteban Rodríguez, Luis Manuel Alcántara, Luis Roble, Hamlet Lavastida, Neife Rigau, Iris Mariño y Henry Constantin Ferreiro, y de todos los detenidos y desaparecidos tras el 11J.

 

 

PODÉS ACCEDER A ELLAS HACIENDO CLICK EN EL SIGUIENTE LINK 

 

LA PRESENTACIÓN OFICIAL DE LA SEGUNDA EDICIÓN EN UN MES DE MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’ ES ESTA…

 

 

MI CHARLA CON PIO TORROJA SOBRE FRAGMENTAR EL FUTURO DE YUK HUI

 

loveartnotpeople