Hace unos días, los integrantes de la Comunidad Indígena Punta Querandí ubicada en la localidad del Dique Luján, partido del Tigre, fueron denunciados por una monja ‘ultra-conservadora’ (esto quiere decir que se ubica más a la derecha que el Opus Dei) por haber llevado a cabo un ritual ‘pagano’ cuando realizaban una ceremonia tradicional en su territorio. El terreno está ocupado por esas familias desde el 2004 por lo que no solo tienen derecho a hacerlo en tanto ‘pueblos originarios’ sino que tras 15 años, el derecho a permanecer allí es legalmente de ellos más allá de su diferencia. Es por eso que su permanencia allí no puede estar de ninguna manera en cuestión. De acuerdo a la ley de libertad de culto y al derecho de cada uno de hacer en su propiedad lo que le parezca, las acciones y ‘atrincheramiento’ de la monja son ilegales y constituyen, he allí la paradoja, la verdadera ocupación.

Sin embargo, al googlear un poco más, lo que se ve es que el predio de dos hectareas fue cedido por las autoridades del Municipio como ‘propiedad comunitaria’ y está rodeados de barrios cerrados y countries con ‘vecinos que se resisten a que la comunidad desarrolle sus actividades y habite el lugar’. Fue así que el 4 de Julio, los integrantes de Punta Querandí compuestos por kollas, qom y guaranís denunciaron las agresiones de la monja quien usa la palabra ‘pagano’ que es un termino que se remonta a los orígenes de la iglesia en el Protocristianismo, esto es, el período que va del siglo I DC al siglo V. Demás está decir que hay una empresa constructora que permanece en conflicto cuyo propietario es un miembro del Opus Dei por lo que es de suponer que la monja no fue de motu propio sino que está haciendo el trabajo sucio y probablemente siendo usada en su fanatismo (más pronunciado). Cabe preguntarse qué tiene la Iglesia para decir de esto tras las aberraciones cometidas en su nombre durante la conquista?

Sin embargo, quiero poner esto en cierto contexto cultural. En primer lugar, en el del modo en el que el concepto del ‘falso indio’ ha venido siendo utilizado por gobiernos de derecha (Patricia Bullrich y Macri para ser más exacto) y grupos de interés (muchos vinculados con el actual gobierno) para erosionar los legítimos derechos de los pueblos originarios a su tierra. En segundo lugar, el modo en el que ese concepto de ‘falso indio’ se ha derivado de intentos (por ejemplo el de Gaby Levinas y otros) de rastrear la presencia de esos indios a tiempos previos a la conquista en documentos y archivos redactados por aquellos que desde entonces han querido hacer desaparecerlos. No nos olvidemos que el ADN de la cultura argentina es la vocación de una nación portuaria y blanca de hacer desaparecer al resto. Sin embargo, si esto ocurre a la derecha del espectro ideológico; del lado izquierdo, el sector académico (Ticio Escobar, por ejemplo) parece insistir en una noción Rousseaniana y purista de lo indígena que acaba llevando agua al molino ajeno al considerar la hibridez como incompatible con la indigeneidad.

Si bien, esto puede parecer un tema que no necesita mayores debates, me sorprendió que los comentarios en Clarín y La Nación estén casi unánimemente en contra de los indios; a lo que debemos agregar, por ejemplo, que en Bahia Blanca se acaba de votar renombrar al parque ‘Campaña del Desierto’ y el nombre que ganó fue…  ‘Julio Argentino Roca’. El racismo de la sociedad argentina y no solo de la porteña sigue a flor de piel y da cuentas de un subtexto de derecha y diría hasta de ‘ultraderecha’ porque lo que está ocurriendo me recuerda al modo en el que en Brasil y más especificamente en el Nordeste Brasileño, la Iglesia Evangélica empoderada a niveles sin precedentes por Bolsonaro, ataca a los ritos Afro-Brasileños como, el Candomblê que es calificado oficialmente por el sistema educativo (con el aval del Ministerio correspondiente) como ‘diabólico’. Estamos entrando en tiempos muy oscuros que hacen que una monja use vocabulario del siglo II y que para colmo que la gente en lugar de repudiar su estupidez, acabe apoyándola. Esto obliga al progresismo a repensar algunas de sus estrategias de protesta y visibilización para minimizar los errores cometidos en el pasado. J A T

 

PODÉS ACCEDER A ELLAS HACIENDO CLICK EN EL SIGUIENTE LINK 

 

LA PRESENTACIÓN OFICIAL DE LA SEGUNDA EDICIÓN EN UN MES DE MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’ ES ESTA…

 

YouTube video

 

MI CHARLA CON PIO TORROJA SOBRE FRAGMENTAR EL FUTURO DE YUK HUI

 

loveartnotpeople