Tras que el acto de presentación del DNI no binario fracasara al dársele vuelta a Don Porfirio y frente a su cara, unx de sus beneficiarixs, el Presidente recurrió a su hijo Dhyzy quien viene de anunciar que se considera no binarie y que quiere pedir su propio DNI nx binarix. Todo esto transforma a la ley en una hecha a medida de las necesidades de la familia presidencial. Recordemos que el Presidente se sorprendió cuando uno de los supuestos beneficiarios del mencionado DNI al recibirlo en un sala digna de 2001, Odisea del Espacio de Stanley Kubrick, abrió su campera para mostrar un cartel (a cámara) en el que manifestaba su rechazo a ser reducidx a una ‘X’; mientras unx compañrx de militancia queer gritaba desde la tribuna ‘no somos simplemente una X’. Pocos analizaron este gesto que fue un muy efectivo ataque al corazón mismo de la política identitaria Albertista caractertizada por un achatamiento de esas reivindicaciones reduciéndolas a políticas de Estado nominalistas que no vienen sin ningún beneficio real o plan de gobierno efectivo que mejor la vida de los grupos mencionados de alguna manera palpable y efectiva. Como dijo el Presidente: ‘lo único que nos interesa es registrar a todos los Argentinos para que paguen impuestos’. Esto reduce al DNI a un reconocimiento formal sin otro valor que uno ‘afectivo’ por parte del Estado que se convierte en un ente ‘paternalista’ (y convengamos que todo paternalismo es por definición anti-queer).

Esto nos lleva al acto desesperado de recurrir a su familia pseu-queer, osea, a su propio hijo para transformarlo en pancarta de visibilización de la politica de Estado. Recordemos que para Estanislao, Dhyzy es un juguete o mas bien una plataforma (bastante inefectiva) por suerte de visibilización de su falta de talento. Esto nada tiene que ver con la identidad. Algo que el gobierno argentino viene haciendo es transformar al construccionismo de la primera Judith Butler y digo ‘primera’ porque ella se desdijo luego de lo planteado en su seminal Gender Troubles  en donde planteaba que el genero es producto de la  ‘pura voluntad’. La identidad no es una cuestión de gusto sino de exclusion y de daño. Lo que te hace quien sos es cómo te sobrepusiste al modo en el que fuiste excluido y discriminado y cómo sentiste en la materialidad de la vida esa exclusión y no quién decidís ser para encajar en los nuevos patrones de la moda establecidos por el mercado y por las polïticas culturales de gobiernos sin otra razón de ser que jugar a ser libertarios cool à la mode. J A T

PODÉS ACCEDER A ELLAS HACIENDO CLICK EN EL SIGUIENTE LINK 

 

LA PRESENTACIÓN OFICIAL DE LA SEGUNDA EDICIÓN EN UN MES DE MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’ ES ESTA…

 

YouTube video

 

MI CHARLA CON PIO TORROJA SOBRE FRAGMENTAR EL FUTURO DE YUK HUI

 

loveartnotpeople