ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE SAMO

Se meaban con James Cheek en la cancha Lorenzo haciéndose el barra brava en spanglish mientras hacia lobby vendiendo el país en los 90s, y Hoy aman a Guzmán xq viene de Manhattan y habla bien mientras entrega el país y el ajuste al fondo.

Ese trauma idiomatico Es parte de la colonización mental decadente y aspiracional argenta, y luego de los noventas se instaló el ‘noujau’, ‘performanssss’, ‘guatdefac’ y ‘fayon’, etc, etc, etc. Parte de un esnobismo berreta nombrando hasta los barrios porteños como ‘sojo’ o ‘joligud’, entre otros, cuando la inmigración anglo fue casi nula, Salvo de irlandeses en la década de 1880.

Borges hablaba, entre 7 u 8 idiomas que aprendió de forma autodidacta, hasta inglés antiguo a la perfección, además de inglés moderno casi natal y siempre dijo que le era imposible pensar en inglés, ni mucho menos escribir. si, Quizás el hombre las inteligente del siglo xx no pudo, que nos queda al resto de los nativos argentinos.

Para pronunciar bien el inglés lo tenés que haber incorporado en la niñez (antes de los 5 años), diálogo familiar habitual como doble lengua, buen laboratorio de idiomas para la pronunciación temprana, o vivir varios años en un país anglosajón. Lo mismo pasa para cualquier idioma.

Más allá, que hay idiomas nativos que no se complementan con el inglés o el alemán, como el castellano español que al ser tan duro, los gaitas por más que gramaticalmente puedan aprender perfecto, la pronunciación es un desastre, como generalmente los latinos que aprendieron luego de los 18 años. Cómo todo en la vida, la parte ‘esponja’ que tiene el aprendizaje en el cerebro está en la infancia, sea tocar el piano, esquiar, andar a caballo o en bicicleta, o para hacer caligrafía, o lo que sea.

Can You spell Ashtray, please…

Buen fin de semana, saludos

 

 

[raw]

PODÉS ACCEDER A ELLAS HACIENDO CLICK EN EL SIGUIENTE LINK 

 

LA PRESENTACIÓN OFICIAL DE LA SEGUNDA EDICIÓN EN UN MES DE MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’ ES ESTA…

 

 

MI CHARLA CON PIO TORROJA SOBRE FRAGMENTAR EL FUTURO DE YUK HUI