ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE HERNAN BALLESTEROS

Disculpen, pero el pretendido “concepto” de “apropiación cultural” es, como siempre, un concepto -diría- muy “culpógeno” proveniente de una clase social que, por haber revisado un poquito la historia “descubre” que sí, que hubo imperios y que esos imperios eran… ¡IMPERIALISTAS!. Entonces, para lavar sus culpas, creen que deben hacer un mea culpa (cristiano, eso sí, aunque cambiándole el nombre para que no los acusen de eurocentristas ni puritanos… de ahí viene el concepto supuestamente laico y sociológico de “apropiación cultural”) por sus “pecados”.

Lo cierto, es que en la actualidad (aunque casi nunca en la historia de la humanidad) no hay culturas “puras”. Las culturas humanas SIEMPRE (o casi siempre) son fruto de diversas hibridaciones. En la actualidad, más que nunca. ¿El jazz se “apropió” culturalmente del blues? ¿El rock del blues y de la música country? ¿Bach de qué se “apropió culturalmente” (quien conozca un poquito, no mucho, de la música, verá que CASI NADA es “creación pura”)? ¿Sabían que la última variación de las Variaciones Goldberg de Bach es un quodlibet de dos melodías que a Bach le gustaban mucho y que NO eran de su autoría? ¿Sabían que Bach (y muchísimos compositores y compositoras) se “robaban” a sí mismos haciendo “refritos” de sus propios temas musicales? ¿Sabían que Beethoven se copió a si mismo para re–elaborar el tema musical del último movimiento de su 9na Sinfonía?

¿El tango es apropiación cultural? No hay nadie que pueda decir que el tango no forma parte de la cultura porteña (del puerto) de la Argentina. Sin embargo, las raíces musicales y rítmicas del tango pueden hallarse fácilmente en la naciones africanas, si obviamos que la primera fuente de “inspiración” del los compositores de tango en la Argentina -los primeros tangos- fue la zarzuela y la habanera -la “nueva música del Nuevo Mundo”, según mentaban los cronistas de la época-, que fue lo que les atrajo a los compositores de lo que venía “de “España”?

Acusar de “apropiación cultural” a alguien (que es como “acusar” a un negro de no ser muy negro porque tiene la piel menos negra que su vecino o a un blanco que no es demasiado blanco para ser “latino”, por ejemplo) implica una opinión PERSONAL traída de los pelos para invalidar alguna expresión artística que… NO NOS GUSTA.

¿Me gusta Tonolec?

NO. No me gusta. No me atrae. No escucho su música (aunque la he escuchado y sigue sin atraerme).

Sin embargo, esa “acusación” para invalidar su música no forma parte de una -aceptable- opinión artística, sino, a mi modo de ver, una censura MORAL porque componen una música que no sería lo suficientemente “auténtica”.

Luego, ¿qué música es lo “suficientemente” auténtica, si vamos al caso, para NO recibir la pretendida acusación de ser parte de una “apropiación cultural”?

¿Se puede censurar moralmente algo? ¡POR SUPUESTO! ¿Es legítimo hacerlo? ¡POR SUPUESTO! Pero creo que ESTE no es el caso y menos que menos respecto a la música (con excepcionalísimas excepciones, si se me permite la redundancia, por ejemplo, en la época actual, cuando el llamado “robo” de melodías y ritmos ajenos se hace sin consignar el robo, cosa que en otro contexto de la historia de la música estaba COMPLETAMENTE PERMITIDO e, incluso, SE LO FESTEJABA).

Dicho esto, entonces, el concepto (el pretendido concepto) de apropiación cultural, al menos como yo lo veo, es COMPLETAMENTE INVÁLIDO en todas las circunstancias, porque es fruto, a mi entender, del desconocimiento de cómo se forman las culturas humanas y que es a través de capas y capas de aportes de diversas culturas. Ergo, las culturas actuales (y también las pasadas) no son más que frutos de esa hibridación cultural; por lo que “acusar” a alguien de apropiarse culturalmente de algo, es sinónimo de ignorancia (cuando no de malicia y moralismo disfrazado de crítica cultural).

Saludos.

P. D.: Los chinos, que compusieron con escalas pentatónicas sus primeras melodías, ¿se “apropiaron” culturalmente de las escalas pentatónicas que los primeros sapiens, hace más de 50.000 años, usaban para sus instrumentos y melodías? Y nosotros, los que usamos las escalas con 7 (o 12) sonidos, ¿somos “apropiadores culturales” de los “primeros” que inventaron esas escalas? ¿Debemos dejar de componer con armonía funcional, por ejemplo, porque los primeros que compusieron de ese modo lo hicieron hace más de 600 años y resulta que “nos lo apropiamos culturalmente”? Con ese criterio, pues, invalidemos TODA la música actual basada en la armonía funcional, ya que TODA (casi toda, en verdad) la música en la actualidad (salvo algunas excepciones, como la música de algunas culturas) sería una “apropiación cultural” de los primeros músicos que compusieron de ese modo y que NO formaban parte del canon actual de legitimación artística políticamente correcto (pertenecer, supuestamente, a un pueblo oprimido o a un “colectivo” oprimido)? ¿Están dispuestos a “inventarse” escalas y sonidos “auténticos” para no ser “acusados” de apropiadores culturales? OK. Los espero sentado a ver los resultados…

 

PODÉS ACCEDER A ELLAS HACIENDO CLICK EN EL SIGUIENTE LINK 

 

LA PRESENTACIÓN OFICIAL DE LA SEGUNDA EDICIÓN EN UN MES DE MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’ ES ESTA…

 

YouTube video

 

EN EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA, LA PAYADA LANP

 

loveartnotpeople