ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MDZ

La crisis financiera e institucional en San Lorenzo compromete seriamente al ministro de Deportes, Matías Lammens, anterior titular del club, y al actual presidente Marcelo Tinelli. Una institución que está al borde del colapso pero que no toma estado público por el blindaje mediático del periodismo deportivo y partidario. Los referentes de la oposición sanlorencista sostienen que “al club lo están vaciando y el periodismo deportivo mira para otro lado”.  Una de las características del la gestión oficialista es récord de cheques rechazados.

Además, la institución que conducen desde hace años el dúo Lammens-Tinelli tiene amplia mayoría en todos los órganos pero igual no respetan los estatutos. Matias Plescia, dirigente opositor, sostiene que “pasamos de un pasivo en dólares de 15.000.000 en 2015 a uno de USD 56.000.000 ahora, a San Lorenzo lo están vaciando”. “El club perdió solo en 2019 y 2020 289.037.911 pesos por juicios , ya hay más demandas para pagar, es la industria del juicio”, agrega Plescia.

El lunes 26 de abril el club de Boedo presentó ante la Comisión Directiva el balance de 2019 y 2020, dejando al desnudo la profunda crisis financiera y económica después de dos mandatos consecutivos del ministro de Deportes y Turismo, elogiado recientemente por el presidente Alberto Fernández. Desde junio de 2019 a junio de 2020 el club perdió 637.855.357 pesos, según el sitio Nexofin, el equivalente a 1.750.000 pesos cada 24 horas. “No nos mostraron ni un solo papel”, dicen en la oposición.

La Agrupación Volver a San Lorenzo evalúa impugnar la aprobación del balance al que no tuvieron acceso. También consideran responsable del desgobierno al ex vice segundo de Lammens y actual vocal de la CD, el financista Roberto Álvarez.

Además, la institución de Boedo cerró el periodo 2020 liderando el ranking de cheques rechazados e impagos según la información oficial del Banco Central. Hasta octubre de 2020, San Lorenzo acumulaba 356.000 millones de pesos, última información oficial. Según el sitio Nexofin, el principal banco acreedor es el Macro y en segundo orden el Credicoop, entidad kirchnerista del diputado Carlos Heller.

El otro escándalo denunciado por Nexofin fue el uso de un cheque de 412.912 entregado por River Plate a San Lorenzo en septiembre de 2019 para una compra masiva de vinos, uno de los rubros en el que se desempeñaba la empresa del ahora ministro cuando era presidente del club. Desde el entorno del ministro admitieron el hecho y argumentaron que fue una forma de pagar parte de una deuda que el club tenía con el ministro.

Tampoco hay transparencia en los contratos altísimos que se han firmado con los jugadores. En las últimas horas trascendió que el contrato de Fabricio Coloccini es de 846.155 dólares al año y le deben 2,5 millones U$D porque le entregaron 74 cheques que fueron rechazados. Un escenario insostenible que oculta gran parte del periodismo deportivo.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA NO ES CON JORGE PORCEL JR. SINO QUE ANALIZA SU INTERVENCIÓN COMO UN SINTOMA DE LA CULTURA POSDICTATORIAL ARGENTINA

loveartnotpeople