EL O LA LECTOR/A MALAGUA DICE RESPECTO DE LA DESICIÓN DE FLORENCIA PEÑA DE HACER PORNO EN ONLYFANS:

‘Comentarios de gorilas machirulos cincuentones, calvos, de panzas peludas y ombligos y prepucios sucios. ya no pueden ni cojer sin drogarse y siguen sin entender que las mujeres feministas pueden hacer lo que les pinte. se indignan si una “kuka” quiere cobrar en dólares haciendo lo que se le cante con su cuerpo pero cuando el mafioso y su pandilla roban 50 mil millones de dólares del FMI o las empresas privadas estatizan sus deudas con el fin de la dictadura nunca se indignan. Esta página cada vez más parecida a la nazion + de los blogs’

Mi respuesta:

Obviamente, es necesario obviar la asociacion que hace con la posición supuestamente ‘machirula’ y ‘anti-feminista’ de este blog y su posterior afirmación de que existe algun tipo de parentezco ideologico entre el macrismo, la Nazión y este blog. A eso creo que no hace falta referirse.

Sin embargo, quiero hacer referencia al supuesto ‘feminismo’ de Florencia Peña y al mal entendido empoderamiento del autodisciplinamiento a los fines de transformar la privacidad, en este caso la sexualidad, en un producto de la industria creativa. Flor Peña viene intentando expandir su ‘brand’ en varias direcciones. Ya lo hice con su local de venta de ropa y ahora lo hace con el soft porn. En ambos casos, dicha necesidad no responde a una necesidad creativa en tanto diseñadora o en tanto, artista sino a la maximización del tiempo dentro de un personaje de ‘mina sexy’ que en la televisión, por la pauperización de la misma, ya no garpa. Es decir, Peña tiene un ‘brand’ que es ella en una industria del entretenimiento absolutamente devaluada (y en esto no apunto ni a Macri ni a Cristina sino a una realidad objetiva). El Covid acabó con el teatro y alguien como Peña tiene que recurrir a medidas desperadas que, obviamente, tienen a internet como vehiculo. Sin embargo, la falta de creatividad de Peña es evidente. Lo suyo es el cuerpo y la explotacion del mismo. Nada más. Es una especie de Moria sin el cuerpo y en el momento y con la carrera equivocada. Ahora pasemos al feminismo ya que Malagua lo incorpora para reforzar un discurso supuestamente progresista (en tanto Kirchnerista) que se da de frente con la realidad del fracaso de la economia. Podriamos entrar en un debate bizantino respecto de las razones de ese fracaso pero lo cierto es que Peña es obligada por las fuerzas del mercado a comercializar su sexualidad. El feminismo de la segunda ola, se ocupó de la visibilizacion de lo que antres era invisibilizado por el patriarcado. Este no parecería ser el caso. Luego el de la tercera ola, avanzó en una reflexion respecto de lo femenino como una posicion minoritaria en la sociedad que en tanto tal necesita reaccionar y oponerse a la opresión por todos los medios posibles. Según esta posición, lo femenino poco tiene que ver con lo biologico. Lo que vemos en Peña, sin embargo, es una respuesta ’emprendedorista’ sin demasiada creatividad a la pobreza a la que la redujo el sistema que ella parece defender. No hay nada de feminismo en prostituirse o hacer porno, sino el sometimiento a lo más expuesto, cruel y servil de las leyes del mercado cuando a uno no le queda mucho más por hacer.

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA CUESTIONA LA DECISIÓN DE FRANCISCO LEMUS EN Ñ DE ATRIBUIRLE INICIATIVA (ARTÍSTICA?) A LA DECISIÓN DE UN ADICTO COMO JORGE GUMIER MAIER DE DEJARSE MORIR