ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE INFOBAE

El campus, el jardín de Infantes y la primaria del St Andrew's están situados en San FernandoEl campus, el jardín de Infantes y la primaria del St Andrew’s están situados en San Fernando

La comunidad educativa del exclusivo St. Andrew’s Scots School, situado en el partido San Fernando, fue testigo de un lamentable episodio que involucró a la madre y el padre de dos alumnos que asisten al jardín de infantes de dicha institución.

Este viernes por la mañana, J.J (la identidad del involucrado se mantiene en reserva para preservar a los menores involucrados) arribó con un estado emocional alterado a la puerta del colegio a bordo de su camioneta Jeep 4×4 negra y derribó la barrera de ingreso del estacionamiento. Una vez que se bajó del vehículo se dirigió directamente a hablar con las autoridades, en un tono muy agresivo, con el objetivo de retirar a sus hijos del lugar.

Ante la negativa de los directivos debido a que no tenía el permiso correspondiente, se produjo una tensa discusión y la tranquilidad de la casa de estudios se vio alterada por completo.

Como medida preventiva, el personal educativo del exclusivo colegio recibió la orden de mantener a los alumnos dentro de las aulas hasta que pudieran apaciguar el ánimo de J.J.

Según trascendió, el hombre está separado de la madre de sus hijos y actualmente mantiene un litigio legal con ella. La mujer, que lo denunció por violencia de género y privación de la libertad, consiguió que el hombre estuviera detenido durante un año y medio para justamente evitar situaciones como las que se produjeron el día de hoy.

El hombre irrumpió en su Jeep 4x4 e intentó llevarse a sus hijos del colegio sin el permiso correspondienteEl hombre irrumpió en su Jeep 4×4 e intentó llevarse a sus hijos del colegio sin el permiso correspondiente

Una vez que las autoridades dieron aviso a la madre de los menores y a la Policía, J. J. fue retirado por los efectivos de la Comisaría San Fernando, Seccional 4ta. de Virreyes Oeste, donde se abrió una causa por averiguación de ilícito.

La denunciante también fue llevada hasta la sede policial, donde exhibió una medida cautelar a su favor. Fuentes policiales precisaron a Infobae que J. J. señaló que no estaba al tanto de esa cautelar y que por eso fue en busca de sus hijos.

Acto seguido, mantuvo una comunicación con la auxiliar fiscal Marisa Tarantino, de la Fiscalía Criminal y Correccional N° 34 CABA, y el Juzgado Nacional Correccional y Criminal N°8 de CABA, a cargo de la secretaria fiscal Lucrecia Sen Samaniego, para interiorizarse en los pormenores de la medida cautelar y de las causas en las que está imputado actualmente.

En conversación con Infobae, J.J admitió que ingresó intempestivamente con su camioneta al estacionamiento del colegio porque el personal de seguridad le había negado el ingreso -debido a una disposición de las autoridades- y él sólo necesitaba saber acerca del paradero de sus hijos.

Relató que hacía más de una semana que no sabía nada de ellos y que había perdido todo tipo de comunicación con ex. Incluso, varios de sus conocidos habían llegado a decirle que su ex se había llevado a los chicos a Chile – de donde es oriundo- y eso lo preocupó aún más; por lo que decidió presentarse directamente en el colegio y consultarle a la directora.

En el momento del incidente en el St Andrew´s, dentro del jardín de infantes y la escuela primaria -ubicadas sobre la calle Atilio Betti 3199- había cerca de 1.500 alumnos.

Alertados por la situación, cientos de padres fueron inmediatamente a retirar a sus hijos antes de que el ataque de ira de J. J. pudiera desencadenar en un episodio mayor.

Desde el colegio emitieron un comunicado donde calificaron de “hecho extraordinario” la disputa entre un padre y una madre por la custodia de sus hijos.

“Me complace decir que todo el personal respondió de manera rápida y adecuada para garantizar que ninguno de sus hijos estuviera expuesto a ningún riesgo o situación desagradable y que pudimos resolver la situación con la mínima interrupción posible”, indicaron en un mail que fue enviado a las familias.

Además, informaron que la escuela decidió tomar una drástica determinación a raíz de los lamentables acontecimientos: Es necesario confirmarles que las personas involucradas en el incidente de hoy no serán invitadas a regresar a St Andrew’s en 2022 dado que no respetan los valores y reglas de nuestra institución”.

El St. Andrew’s Scots School, a veces referido por su nombre local Escuela Escocesa San Andrés, es una institución educativa privada sin fines de lucro de Argentina de origen escocés fundada en 1838 y el colegio de origen británico más antiguo de Sudamérica. Mientras que la sede del jardín y la primaria se encuentran en San Fernando, el secundario funciona en Olivos.

“La historia y la tradición de esta hermosa escuela deben celebrarse y todos debemos trabajar juntos para asegurarnos tener la comunidad con la que soñamos”, sostiene el mensaje al justificar la decisión de no volver a matricular a los niños por la conducta inapropiada.

J. J. es Politólogo egresado de la Universidad Católica Argentina, inversionista y coleccionista de arte. Y a raíz de las acusaciones hacia su persona por maltratador y misógino, decidió publicar en su cuenta de Twitter una aclaración sobre su situación procesal.

“El fiscal Molina Pico desechó la denuncia hace 1 año. Y acá estamos festejando con la supuesta víctima mi cumpleaños 40 en el @HotelFaena. Además, fui sobreseído por la sala 2 y la Cámara de Casación V de San Isidro”escribió este miércoles junto a una foto con la madre de sus hijos, ambos levantando una copa de champán. La celebración fue el 30 de noviembre pero él decidió publicarla 8 días después.

Además, en su Instagram, también hizo una reflexiones sobre es día. “Los 40 pegan fuerte. Dicen muchas cosas, pero lo importante No es si son los nuevos 20 o los 30 o la mitad de la vida o la madurez. Lo importante es sentirse pleno, lleno de amor, de aprendizajes y sentir que tu vida solo tiene significado si ayudas a los demás. Ayudar desinteresadamente es la clave de la felicidad. Es así cuando sucede la magia en la vida. Hoy me siento que he vivido todo y que mi vida y mis experiencias están al servicio de los que me necesiten. Mis próximos años son para ustedes, mi familia, mis hijos y y mi país”, remarcó J. J.

Sin embargo, una semana después, todo ese amor y felicidad que sentía se transformó en ira y violencia y ahora deberá dar explicaciones nuevamente ante la justicia.

Por lo pronto, pesa sobre él una restricción perimetral para acercarse a su ex y no está habilitado para volver a tener contacto con sus hijos hasta que avance la investigación que está en curso.

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA CUESTIONA LA DECISIÓN DE FRANCISCO LEMUS EN Ñ DE ATRIBUIRLE INICIATIVA (ARTÍSTICA?) A LA DECISIÓN DE UN ADICTO COMO JORGE GUMIER MAIER DE DEJARSE MORIR

loveartnotpeople