ESTA ES LA RESPUESTA DEL LECTOR HERNAN BALLESTEROS

Hola, sAmo.

Me parece que estás errado en algunas de las cosas que escribiste.

No voy a debatir con vos lo de las vacunas (yo tengo, afortunadamente, tres dosis), porque, entre otras cosas, no creo que éste sea el tema de debate o, por lo menos, yo no quiero enfocarme en ese debate. Sólo te digo respecto a este tema, dos cosas:

1) Me parece que todo lo que decís respecto al grafeno, la “infodemia”, etc. yo lo pondría en un “paraguas diplomático”, para no debatir en este momento. Sólo te digo que los que no se quieren vacunar, sólo tienen UN punto para tener en cuenta y que es válido y que es el argumento que señala que aún no se completó la Fase III en forma adecuada. Contra este argumento válido, por supuesto, se pude contra-argumentar, razonablemente para mí, que estuvimos y estamos (tal como yo lo evalúo) en una pandemia y, por lo tanto, en una emergencia sanitaria mundial, lo que amerita acelerar los tiempos y realizar aprobaciones de emergencia.

2) Soy partidario (como ahora en Austria y Alemania) de la vacunación OBLIGATORIA, aunque admito que, en ciertas sociedades, eso puede ser contraproducente y son mejores otras medidas disuasivas o, incluso, restrictivas (Australia, es un ejemplo… O Austria, incluso, que no te va a “obligar” a vacunarte -no te meten preso si no te vacunás- sino que te aplican 600 euros de multa si te pezcan que no estás vacunado y 3.600 euros si te vuelven a agarrar sin vacunas).

Dicho esto, entonces, me concentro en la “defensa corporativa” (si querés… o de clase, diría yo) de mis compañeros y compañeras docentes.

Hace 20 años que trabajo en la docencia (vos lo sabés) en el área artística (Música) en Nivel Inicial y Primario. Siempre, en tres escuelas (una pública y una privada de CABA y una privada de PBA). NO ACUERDO con las opciones políticas del 90% de mis compañeras y compañeros docentes. Percibo ciertas contradicciones en ellos que, al menos para mí, son las muestras de una falta de conciencia de clase. En los momentos en que los gremios (generalmente de conducciones burocratizadas peronistas) y los trabajadores docentes, en la época de CFK, hicieron/hicimos huelga, el kirchnerismo militante salía con los carteles de “YoNoParo” para “no hacerle el juego a la derecha”. Las docentes no peronistas, las gorilas e incluso, las independientes, se “enojaron” con esos docentes kirchneristas y veían el paro “indispensable”. Cuando asumió Macri y los gremios, nuevamente, llaman a la huelga y se va a la huelga (por diversas causas, ya que NO ES una sola), estas mismas docentes esgrimían que no estaban de acuerdo en “tomar a los chicos de rehenes” y los docentes kirchneristas, por supuesto, veían el paro “indispensable”.

Con esto te señalo una contradicción argumentativa (en ambos “bandos”) que pareciera muy superficial, pero que no lo es. Implica que no hay, para mí, una clara consciencia en la docencia que son/somos TRABAJADORES, que malvendemos nuestra fuerza de trabajo para obtener UN INGRESO, un ESTIPENDIO MENSUAL (salario) y que eso quiere decir que CARECEMOS DE CAPITAL… Ergo, somos TRABAJADORES y NO capitalistas, con lo que nuestros INTERESES deberíamos tenerlos claros y no es este el caso.

Dicho esto, AMBOS “bandos”, mis compañeras y compañeros docentes, desde hace 20 años, trabajan COMO CUALQUIER HIJO DE VECINO: igual intensidad que el barrendero, que el médico, el verdulero, el bancario, el empleado de oficina, el que atiende el quiosco de la esquina, etc. No trabajamos ni más ni menos que ellos. Y, como ellos, merecemos un salario mínimo, vital y móvil igual a la canasta familiar como cualquier laburante.

Dicho esto, durante años trabajamos ILEGALMENTE.

¿A qué me refiero con esto? A que, en las escuelas PRIVADAS, básicamente, el hacinamiento del alumnado ES LA NORMA (y he trabajado y trabajo en escuelas en las que una cuota mensual de un pibe es mi salario mensual… imaginate que recursos para agrandar las aulas NO FALTAN sino que SOBRAN). De hecho, en uno de los jardines donde yo laburaba (y al que renuncié este año), en una sala de NO MÁS de 10m2 metían a 16/17 pibes de 5 años ANTES de la pandemia (calculá que el espacio se reduce porque esas salas tienen mesas, sillas, percheros, muebles, etc.). Y esa es LA NORMA: apiñar PIBES porque eso genera ganancias (maximización de las ganancias… cuotas) y les venden el cuento a los padres de la “educación personalizada”. ¿Los padres NO SABEN ESO? Sí, lo saben, porque les muestran el jardín y la primaria ANTES de inscribirse y los inscriben igual. En las públicas, en general, esto no pasa en los jardines. Tienen salas lo suficientemente amplias para bancarse 25 pibes sin problemas (en al jardín donde laburo, público de CABA, las aulas miden, TODAS, de sala de 2 a 5 años, 49 m2).

Sin embargo, ahora llego al punto de lo ILEGAL.

De acuerdo a la ley, hay que respetar un mínimo de m2 por alumno. Este es de 1,35 m2 por alumno. EL MÍNIMO (https://www.buenosaires.gob.ar/sites/gcaba/files/superficie_y_cubaje_de_aulas.pdf). Esto, en las escuela privadas, NUNCA se respeta. Ni siquiera para calcularlo “a grosso modo”… Es decir, metiendo en la cuenta sólo la superficie del piso TOTAL, sin excluir los muebles, que ocupan espacio y que ameritaría que se RESTARA ese espacio y sólo se tuviera en cuenta el espacio transitable.

En esas condiciones MATERIALES REALES los docentes veníamos trabajando ANTES de la pandemia. Y la situación se fue agravando, en este aspecto, con el correr de los años (te recuerdo: hace 20 años que trabajo en escuelas públicas y privadas). Por otra parte, por el hecho de que las familias están cada vez más ahorcadas económica y socialmente, es que la escuela fue pasando a ser, fundamentalmente, un DEPÓSITO de pibes, sAmo (aunque a mí no me guste). Eso hace que manden a los pibes con mocos, tos, fiebre, diarrea, etc. al jardín y/o a la escuela primaria… Por supuesto, recibís al pibe (en jardín, por ejemplo), bien “perfumado” y limpito; pero a media mañana, el vago levanta fiebre (o se caga dos o tres veces en una hora), chorrea mocos por los cuatro costados y “de golpe” se “resfría”. ¿Qué es lo que pasó? Sencillo, sAmo. Los padres le clavan medio ibuprofeno para el que el pibe duerma tranquilo a la noche (y los deje dormir a ellos, porque mañana, aunque no quieran ni puedan, tienen que laburar) y cuando se le pasa el efecto, pues el pibe levanta fiebre… ¿Esto es excepcional? NO, sAmo. Esto ERA LA NORMA antes de la pandemia. Mandar pibes ENFERMOS al colegio (de lo que sea… y esto se da mucho más en sectores sociales PUDIENTES, donde las direcciones de los jardines CIERRAN EL CULO porque PARA ESO ESTÁN: para cerrar el culo y recibir al pibe por 40/50 lucas por pera.

¿Qué ocurrió, sAmo, que los docentes “no queríamos trabajar”? ¡LO LÓGICO, sAmo! Los docentes no somos pelotudos (al menos, no la mayoría, claro). En una pandemia, esa situación de HACINAMIENTO era/es potencialmente mortal o (ahora), peligrosa (o, por o menos, digna de tenerse en cuenta… MUY en cuenta para poder revertirla o, al menos, hacerla menos peligrosa). Entonces tratamos de negarnos, lo más que pudimos, a dar clases presenciales; aún cuando las clases PRESENCIALES son mejores y, además, nos convienen política y gremialmente, sAmo. ¿Por qué? Porque un “maestro virtual”, ponele, se podría reemplazar por otro “maestro virtual” que hable castellano y viva en el país X y de clases por Zoom por 2 mangos… Si la presencialidad no era importante (según Acuña ANTES del la pandemia) porque había otras “formas” de educar, ¿por qué lo era DURANTE UNA PANDEMIA?

Entonces, ¿no laburamos? Sí, sAmo. De hecho, en la ENORME mayoría de los casos, laburamos EL DOBLE de lo que laburamos en la presencialidad. Yo podía comprobarlo con, por ejemplo, mi teléfono en el que estaban marcadas las horas promedio que dormí durante 2020… 3/4 promedio por noche. En mi caso, por ejemplo, tuve que aprender a programar para inventar juegos (me gasté 8 lucas en cursos de programación… al pedo, porque en eso soy medio adoquín y no logro avanzar como quiero… soy una tortuga) y comprar apps y arreglar la computadora, etc. con mis propios recursos. No dije nada. Lo hice. No chillé, porque, en última instancia, lo tomé como una inversión. Esto último lo hicieron TODAS las docentes: tiempo y recursos PROPIOS extras invertidos en el laburo y en las herramientas de laburo.

¿Mis compañeras y compañeros docentes laburaron menos que yo? NO… para nada… ¡MUCHO MÁS!. Y esto que te digo NO RECONOCE GRIETA. Mis compañeras docentes, las “gorilas”, las antikirchneristas, las kirchneristas, las independientes, las que no tienen conciencia de clase, las que sí la tienen, las chetas (que las hay, y muchas, en algunos colegios privados en los que trabajo), etc… TODAS laburaron UN MONTÓN (que es lo lógico, por otra parte, ya que no teníamos ni puta idea cómo dar una clase por Zoom o cómo hacer MUCHÍSIMAS cosas para que, efectivamente, los pibes pudieran aprender algo o, por lo menos, no retrocedieran en los conocimientos que ya habían adquirido anteriormente). ¿Qué podría haber dicho, para no entrar en polémicas con vos, sAmo? Pues… darte la razón y abonar así, SUPERFICIALMENTE, mi planteo de que no hay conciencia de clase y que por eso son “unas vagas de mierda que no laburan… ¡tenés razón, sAmo!”.

Bueno… sAmo… NO. Esta vez, creo, estas errado.

Incluso mis compañeras están erradas cuando creen que 5 o 6 padres “antidocentes” y fanáticos (porque esa es la proporción REAL de “antidocentes”) e hinchapelotas, brutos, ignorantes e inmaduros, son la mayoría de los padres.. NO. Son una MINORÍA INTENSA y IGNORANTEMENTE “exigente”, porque nos cargan, a los docentes (y más a las mujeres, y no a mí, que soy varón) con responsabilidades que NO NOS CORRESPONDEN, como es ser la “segunda madre” de sus hijos. Y en esto es muchísimo mayor la “hinchapelotez” de los padres/madres pequeño-burgueses (tilingos) que de un padre o una madre laburante (la gran mayorías de las clases medias son laburantes, cosa que no suelen comprender algunos kirchneristas, enojados porque en CABA votan al pelado delincuente del PRO). Pero aún así, siguen siendo una minoría y es lo que les digo a mis compañeras, que sienten que TODOS “odian a los docentes”. No es así. La mayoría de los padres de nuestros alumnos (de todas las clases sociales) han valorado el esfuerzo (lógico, porque en épocas excepcionales pues hay que ESFORZARSE excepcionalmente, no cabe otra opción) y valoran nuestra tarea; lo hacen desde siempre y, fundamentalmente, durante la pandemia, CONTRARIAMENTE a lo que los medios dicen que los padres piensan de nosotros.

¿Están “equivocados” los que nos cuestionan? NO, sAmo. No lo están. Es su derecho. Pero en cuanto a la INTENSIDAD y el COMPROMISO con su laburo y con los pibes de la MAYORÍA de los docentes, puedo dar fé. Y esta intensidad y compromiso en el laburo no conoce grieta social, ni económica, ni política en la docencia.

Luego, sAmo… No seamos extremistas… Aún dándote la razón (que no la tenés, según entiendo y que quede claro) y suponiendo que los pibes hayan “perdido” dos años de educación, ¿vos, objetivamente, pensás que eso es importante en la vida de un ser humano y en la historia de la humanidad y de la civilización? Londres estaba HECHO MIERDA luego de la 2da Guerra Mundial… ¿Vos plantearías que nunca se recuperaron educativamente por la guerra? La guerra fue ATROZ Y TERRIBLE pero por MUCHAS otras causas y no por la pérdida de la “educación” ni de “las clases”.

Dicho esto, me parece que enojarte con alguien (con las personas con las que debatís en este blog) no es razón para no mirar objetivamente la realidad. Yo entiendo que esta vez, porque estás enemistado con algunas personas (con razón o sin ella), pues “les llevás la contraria” y es que eso, para mí, lo que hace que hayas caído en lo que, para mí, es una mirada equivocada.

Por lo demás, sAmo, te mando un gran abrazo y te mando algo que no sé si conocés:

https://www.youtube.com/watch?v=p8RTPYaWXj8

Y una entrevista a este ENORME compositor:

https://www.youtube.com/watch?v=kI7cpFEBwCE

Saludos, Mr.

 

LA NUEVA TEMPORADA DE LA PASTELA COMIENZA CON LA FOTOGRAFIA DE LA MEMORIA AFECTIVA DE ROMINA RESSIA

HABEMUS NUEVO CAÑECHAT Y ES CON Oscar Contardo CON QUIEN CHARLAMOS SOBRE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE CHILE, LA INFANCIA DE Pedro Lemebel, LA RAZÓN QUE TENÍA ROBERTO BOLAÑO AL DESCRIBIR A CHILE COMO UN ‘NOCTURNO’, ENTRE OTRAS COSAS

Y SI LO QUERÉS ESCUCHAR COMO PODCAST, ESTE ES EL LANPODCAST BORICIANO DE ESTA SEMANA

MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’ (PENGUIN/RANDOM HOUSE, 2021) EN MANOS DE MI SOBRINA DILECTA, FLOR UCHIUMI EN EL GLORIOSO ATENEO