Su nombre es Torcuato Agote e intenta convertirse en el representante del kitsch en su momento agónico tras la  prolongada y sostenida crisis del concepto que poco a poco fue transformándose en estilo, al menos en la Argentina. Esta pendiente decreciente comenzó con el Rojas para luego ir convirtiendose en una parodia de clase en al que se puede percibir una variedad de intencionalidades. Por ejemplo, están aquellos que tratan de congraciarse con aquellos a quienes temen mediante una apropiación de símbolos para llamar la atención con el menor costo de creatividad posible. Este es un tema que vamos a tratar en nuestra Pastela con Lucas Martí que grabo en dos semanas ya que él ha sabido posicionar su práctica artística en medio no solo de la disolución de los límites de los medios artísticos sino tambien de las exigencias del mercado. El resultado es música, artes visuales pero sobre todo, performance.

Los dos extremos de Martí (inteligente) y Agote (poco inteligente) deben considerarse en relación con el lugar que ha ocupado el giro perforative en un país como la Argentina en el que un sistema de negociaciones corporativas (sindicales, militares, empresariales, universitarias, etc) ha históricamente impedido que el sistema sea eficiente. Esto para mal pero tambien para bien. Por lo que el fracaso de la sistematización total ha dejado burbujas de ‘desorden’ que tienen que ser negociados a través de la performance del ser argentino. Por ejemplo, si en Buenos Aires yo llamo a un plomero, me deja plantado dos veces y tengo que rogarle, amigarme, etc. Si en UK eso pasa, al plomero lo echan immediatamente. No digo que lo último sea bueno y lo primero malo sino que en la Argentina el desorden y lo performativo van siempre de la mano.

Pero dentro de lo performativo tenemos dos extremos. De un lado nos encontramos con un término acuñado por la endogamia de la mafia del amor en la que la supuesta ‘elite del arte’ delega en dos gorditos copiones el fraccionamiento del territorio legitimado de lo que se reconoce como arte de performance argentino. Are refiero al concepto de ‘perfo’. Un canon antes del canon que por su inconsistencia se desarma al primer virus ya que nadie las recuerda. Los agentes inmobiliarios de este espanto son  Lolo y Lauti que juntan en un edificio en el que dejan via libre a la improvisación la reformulación malentendida del no concepto como concepto.  En lugar de ser un espacio de disenso y resistencia, enseguida se convierte en uno que responde a las exigencias del mercado y la oficialidad más absoluta, con el Juez Bruzzone aprobando o desaprobando según le parezca y ojo con no invitarlo usando las palabras que él cree que son necesarias para el respeto de su investidura. En el otro extremo social tenemos a la señora que tiene que sobrevivir en la locura porteña y para eso simula locura, lágrimas, etc. En otras palabras vive en ‘acting’. Como podemos ver la performance es natural para los argentinos casi como la deconstruccion. En medio anda dando vueltas otras de las próximas Cañechats que es Esmeralda Mitre quien ha traído vertigo a un sistema mediático y artístico adormecido. En eso somos bastante similares.

Pero qué vemos cuando vemos a Torcuato Agote. Lo primero es una estrategia en la que intenta ganar notoriedad al más bajo costo y concepto. Esto no es nuevo sino que es propio de la practica de las redes sociales  Tiene un cuerpo bello que usa como soporte de una serie de elementos que para él son contraculturales como el escudo de Boca Júniors, el corte rapado, y otro tipo de cosas que no le pertenecen. a su grupo social. No creo que su familia sea rica pero se crió con  casa de fin de semana. Es desde ahí que este arte hace ‘abajismo’, algo que, casi siempre , se presenta como ‘ponerse en el lugar del mas pobre’ pero en realidad transforma en parodia su propia confusion respecto de su relación con esos sectores. Tengamos siempre bien presente que el dinero no solo de la elite sino de la clase media alta argentina está afuera del país por los ue la relación con los pobres, a la larga o a la corta, es de culpa, casi siempre disfrazada de odio al Peronismo, Este fue un tema que discutimos en la Cañechat de Rorro Casas y se aplica a gran parte del anquilosado mundo del arte argentino, en este caso representado por la Galería Grasa. Calentando los motores para la Pastela de de Lucas Martí,

 

 

 

LA NUEVA TEMPORADA DE LA PASTELA COMIENZA CON LA FOTOGRAFIA DE LA MEMORIA AFECTIVA DE ROMINA RESSIA

HABEMUS NUEVO CAÑECHAT Y ES CON Oscar Contardo CON QUIEN CHARLAMOS SOBRE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE CHILE, LA INFANCIA DE Pedro Lemebel, LA RAZÓN QUE TENÍA ROBERTO BOLAÑO AL DESCRIBIR A CHILE COMO UN ‘NOCTURNO’, ENTRE OTRAS COSAS

Y SI LO QUERÉS ESCUCHAR COMO PODCAST, ESTE ES EL LANPODCAST BORICIANO DE ESTA SEMANA

MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’ (PENGUIN/RANDOM HOUSE, 2021) EN MANOS DE MI SOBRINA DILECTA, FLOR UCHIUMI EN EL GLORIOSO ATENEO

 

 

 

 

 

 

 

loveartnotpeople