ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LJO

Esta es una vacuna de tantas que ya me puse (hepatitis B, fiebre amarilla, triple viral, tétanos, difteria, tuberculosis…) Y digo me puse porque si, algunas me las puse siendo adulta. ¿Tengo más o menos libertad por eso? No, ni lo uno, ni lo otro, porque la libertad no pasa por creer que soy superior a un virus con riesgo de muerte. Hablas de autoritarismo desde un equipo tecnológico que tiene un chip que envía datos de tu ubicación y tus consumos, pero ajá, podes hablar mal del gobierno y la sociedad sin que vengan a arrestarte a tu casa. Entonces no vivís en un sistema totalmente libre, pero tampoco en uno realmente autoritario. ¿Y todo está lucha de no ponerse la vacuna para qué? ¿Viene con la intención de abolir los pasaportes o las visas que limitan nuestra circulación por el mundo? No ¿Viene con intentos por mejorar el sistema de salud? No. ¿Para qué causa noble y trascendente en el mundo se están organizando los que dudan de estás vacunas? A ver, decime. ¿Qué cambio están propiciando que no sea dilatar la situación hasta que el virus les haga el favor de irse y puedan decir que al final las vacunas no se necesitaban? Muchos de los que creen en las vacunas, en cambio, si se organizaron para a pedir se elimine las patentes de estos medicamentos, lo que permitiría que cualquier país las produzca a bajo costo y se pudiese trabajar más fácilmente en una versión unificada. Ustedes venden libertad, pero terminan yendola a reclamar al McDonald’s, como los que rompieron el de Quilmes. Entonces dejá de vender humo, igual que Samo vende humo, porque ya que este post inicia con él pongamos en contexto: Samo es un personaje que te vende amor por el mundo, integridad y honestidad, que hay que votar en blanco porque si votás a los K o al Macrismo te contaminas, pero viene un virus respiratorio y lo primero que te dice es que aquí no se murió nadie (falta de empatía), que a él si le da no se muere (soberbia), que todos los que le critican son gnoquis del Estado pobres y envidiosos (clasismo), así que se va a su chacra de Uruguay a aislarse y analizar el mundo (clasista privilegiado y pretencioso), con el certificado de vacunación trucho que sacó (incoherente, hipócrita, doble moral y falta de huevos para bancarse el peso de sus decisiones). Así que bueno, no te querés vacunar, no te vacunés, pero dejá de vender esto como una lucha por la libertad, como si fueses un antisistema, porque acá nada está cambiando. Jeffe Bezzos y Elon Musk ya eran ricos antes de la pandemia. Acá no apareció ningún millonario que no fuese millonario antes, simplemente se enriquecieron más, como pasa con toda crisis generalizada. Y si nos vas a decir acomodados o cobardes a los que no nos vacunamos, entonces sé coherente y lleva tu supuesta lucha hasta el final. Bancate las consecuencias. Pero es fácil hablar de libertad cuando realmente no te estás bancando la falta de ella, ni estás haciendo nada por ampliarla.

 

 

LA NUEVA TEMPORADA DE LA PASTELA COMIENZA CON LA FOTOGRAFIA DE LA MEMORIA AFECTIVA DE ROMINA RESSIA

HABEMUS NUEVO CAÑECHAT Y ES CON Oscar Contardo CON QUIEN CHARLAMOS SOBRE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE CHILE, LA INFANCIA DE Pedro Lemebel, LA RAZÓN QUE TENÍA ROBERTO BOLAÑO AL DESCRIBIR A CHILE COMO UN ‘NOCTURNO’, ENTRE OTRAS COSAS

Y SI LO QUERÉS ESCUCHAR COMO PODCAST, ESTE ES EL LANPODCAST BORICIANO DE ESTA SEMANA

MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’ (PENGUIN/RANDOM HOUSE, 2021) EN MANOS DE MI SOBRINA DILECTA, FLOR UCHIUMI EN EL GLORIOSO ATENEO

 

 

 

 

 

 

 

loveartnotpeople